lunes, 21 de abril de 2014

HOMO SAPIENS-SAPIENS CABEZÓN

A ver, no es que me considere un experto en esto de la evolución humana, pero después de cuatro artículos -post's- dedicados al tema, (ver etiqueta "LA EVOLUCIÓN HUMANA) algo bulle dentro de mi al ver y leer ciertas noticias, y es que la tenemos clara los humanos; fijaros en este gráfico que tuve que componer para situarme y aclararme un poco en esto de la evolución de nosotros, los humanos


Como veis, el tema del crecimiento no sigue una progresión uniforme a lo largo de los pasados cuatro millones de años; la raya azul que tracé por encima de las cabezas, nos muestra unos altibajos tremendos que se suavizan con la rayita roja;

no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven más grandes y mejor
este "nosequé" (digo así porque no se que me da llamarlo homínido o similar) es la representación de el más antepasado de nosotros, el AUSTRALOPITHECUS,  que se las trae el nombre, y según el esquemita anterior medía alrededor de un metro veinte, o sea, que en la mili, o bien desfilaba en la última fila o libraba por poca cosa; estuvo así, de esta guisa, un par de millones de años, sin decidirse a cambiar, y la verdad, por lo que expresa su cara, debía irle bien

después apareció el HOMO HABILIS, llamado así porque no tuvo mejor idea que inventar alguna que otra herramienta; ya hablé de el en otro post y, la verdad, digo lo que dije, que qué prisa había en inventar un martillo sin mango, un pincho esgallado, etc.; está claro que sin estos utensilios no se hubiera inventado el trabajo, y así nos va. Como se ve en el gráfico, creció un poquito, sobre 20 centímetros y, que quieres que te diga, no le vinieron mal para poder colgar cuadros y cortinas ya que todavía no se habían inventado las escaleras de tijera.

A mi, lo del HOMO ERECTUS, viendo esta papeleta de cónyuge, la verdad, me suena a chino, ahora bien, si lo dicen los libros, habrá que creerles; menudo estirón, llegaron a medir los uno sesenta y tantos.
Más tarde, hace ahora medio millón de años, apareció este homo que también poco tenía que agradecer a la madre naturaleza y, para más inri, parece ser descubrieron un trozo de él, una mandíbula, en un pueblo alemán llamado Hidelberg, de ahí le viene ese nombre impronunciable en vez de llamarle homo burgalés que es en donde está Atapuerca y en donde apareció el "Gran Miguelón"; esta buena gente cansada de no se sabe que, empezó a desaparecer hace ahora 200.000 años para dar paso al  


hombre de Neanderthal que aquí lo tenéis, todo pudoroso, se tapa las partes pudendas y, además, prohibieron taxativamente las playas nudistas; me tranquiliza el leer que no está considerado como un antepasado directo nuestro, sino que eran una rama paralela en el árbol evolutivo; como se ve, eran peludos, dicen que por el frío que pelaba en esos años que vivieron, aunque los humanos de ahora acumulamos todos los pelos que ellos tenían por todo el cuerpo, en las fosas nasales y en las orejas, oye, es que no paran de crecer en llegando a cierta edad. En lo de la altura, ya lo digo en el gráfico !menudo bajón!  

Con el homo sapiens ya fue distinto a todos los anteriores; esta buena gente daba gusto verla colaborando unos con otros, asociándose, formando partidos políticos, haciendo alguna guerra que otra, pero todo lo que hacían era de buena fe ya que el único fin era prepararse para dejar el camino expedito a sus descendientes, o sea, a nosotros. Durante su existencia, como ya escribí en otro post dedicado a ellos, se inventó el baile agarrado, aunque aquí, en esta foto, salió movida porque estaban bailando la yenca, ya sabéis, izquierda, izquierda, derecha, derecha, adelante, atrás, un, dos, tres, ....; también es de resaltar lo que crecieron con respecto a sus antecesores, 20 centímetros del ala, refiriéndome por supuesto a la altura porque en lo otro, como se ve, seguimos igual.

Escribí todo esto para poder llegar a la conclusión de que en estos cuatro millones de años hemos pasado por seis "estados evolutivos" que nos ha supuesto el lograr ponernos de pie y crecer en altura alrededor de 60 centímetros, o sea,  algo más de 23 pulgadas, que significa  un 50% en relación a la estatura del AUSTRALOPITHECUS,  que no está nada mal para esos millones de años. 
¿Y el cerebro? ¿qué le paso al cerebro de todo este personal?, os cuento:

Viendo esto, permitirme que use la exclamación propia de los de mi tierra: !!MANDA CARALLO!!, y es que no es para menos;


  fijaros, el homo primero, el australopitecus tenía un cráneo con una capacidad de 440 centímetros cúbicos, o sea , un poco más de una lata de cerveza de esas que llamamos "un tercio", por lo de los 333 centímetros cúbicos. Ya lo veis, pasito a pasito, en un par de millones de años nos pusimos los habilis en los 630 centímetros cúbicos que nos dio para inventar el martillo y el desatornillador que también se utilizaba como atornillador. Lo del erectus no fue como para echar las campanas al vuelo, pero bueno, no dejó de ser un logro que ya empezara a pensar en eso (y en lo otro). El neandertalis se salió de la lista pero, igual que en lo de la estatura, parece ser, fue sin querer. 


Y, por fin, llegamos al sapiens moderno que con sus 1.450 centímetros cúbicos se hace merecedor de la susodicha exclamación, y es que !manda mucho carallo! tener un cráneo con capacidad para, asombraros, !más de cuatro cervezas! que, echando las cuentas nos sale un crecimiento que casi cuadruplica al del homo primero.

Y amigos, ahora, llegados a este punto, os preguntareis ¿a que viene todo esto?, pues vais a ver:


Dice esta buena gente, me refiero a los astrobiólogos de la Universidad de East Anglia del Rino Unido, que podemos seguir aquí, en La Tierra, "OTROS 1.750 MILLONES DE AÑOS, POR LO MENOS", y claro, los de bachiller de los sesenta, si algo aprendimos fue la regla de tres simple (con la compuesta no me atrevo); 
Veamos el "planteamiento":
Si en cuatro millones de años hemos aumentado de estatura 60 centímetros ¿cuánto aumentaremos en 1.750 millones de años?
Y, si en cuatro millones de años hemos aumentado la capacidad craneal en 1.010 centímetros cúbicos ¿cuánto aumentará en 1.750 millones de años? 
Veamos la solución:
4 millones es a 60 centímetros 
1.750 millones es a X centímetros
"pasamos todo a metros" y nos da
1.750 por 0,60 dividido por 4 = 262,5 metros

4 millones es a 1.010 centímetros cúbicos
1.750 millones es a X centímetros cúbicos
"pasamos todo a litros" y nos da
1.750 por 1,010 dividido por 4 = 442 litros

¿Veis ahora por que el post lo titulo HOMO SAPIENS CABEZÓN?

Está claro que si el cambio climático, ese con el que nos amenazan, no lo remedia, dentro de esos 1.750 millones de años, el HOMO de ese momento medirá alrededor de 262 METROS DE ALTO y su cráneo tendrá UNA CAPACIDAD DE 442 LITROS 
!!JESUS!!, 442 litros son 1.326 cervezas, o lo que es lo mismo, 


15 barriles de estos, de 30 litros; ¿creéis que es viable un homo con este CABEZÓN? Yo, sinceramente, creo que no; con ese peso allá arriba, un simple golpe de viento te elimina el ERECTUS, ese que tantos millones de años te costó alcanzar, en un pis-pas. 

La frase:
CUANTO MÁS GRANDE LA CABEZA, MÁS GRANDE LA JAQUECA 
(y yo me pregunto: ¿cómo será la aspirina para entonces?)

Amigo, hoy más que nunca me veo obligado, aunque sea a la fuerza, a darte un consejo: Por favor, que el tiempo se acaba, !ríndete de una vez! no tienes escapatoria, ¿no sientes tu persona rodeada por uno de mis abracitos?, pues eso, un abracito

jueves, 17 de abril de 2014

MERLUZA A LA GALLEGA

Dice y escribe "nuestro" Álvaro Cunqueiro (novelista, poeta, gastrónomo, dramaturgo, ...) en "GALICIA ETERNA" :
PESCADOS DEL MAR

El Océano, fertil en pescados como dijo el clérigo, rodea Galicia: Ya hemos hablado de las dos preferencias del gallego, las sardinas y el pulpo. La otra gran gula suya es la merluza, pescada o peixota. Vienen buenas merluzas del Gran Sol y del Vidal Bank, y de otros caladeros, pero la gran merluza, la gran pescada, la perfecta peixota, es la que llaman del pincho, por el arte que se emplea para capturarla. Es la merluza verdaderamente de nuestras costas, la merluza de Marín y de Santa Uxía de Ribeira, de la costa bergantiñan y de Fisterra. Verdaderamente es la merluza que justifica la afición que el gallego le tiene, la que honra la mesa de los abades en las fiestas de patrón, y cuyas rodajas llenan el plato. El gallego come la merluza frita, más bien rebozada rebozada con harina y huevo, o cocida, con ajada -que es lo más propio nuestro- o con una vinagreta. También va rellena al horno, y en algunos lugares saben hacer el relleno adecuado, con picadillo de vieira y jamón, que lleve algo de tocino, y almejas y berberechos, cebolla, perejil y pan migado. Los gourmets prefieren el corte de merluza por la agalla, donde parece que la carne sea más delicada.

OS PEIXES DO MAR
""O Océano, fértil en peixes como dixo o crego, arrodea Galicia. Xa falamos de duas preferencias do galego, as sardiñas e máilo pulpo. A outra grande devecedura sua é a da merluza, pescada ou peixota. Veñen boas merluzas do Gran Sol e do Vidal Bank, e de outros caladeiros, pro a gran pescada, a perfecta peixoada, é que chaman do pincho, pola arte que se emprega pra capturala. E a pescada verdadeiramente das nosas costas, a pescada de Marín e de Santa Uxía de Ribeira, da costa bergantiñán e de Fisterra.
Verdadeiramente esta é a pescada que xustifica a afición do galego por ela, a que honra a mesa dos abades nas festas do patrón, e cuias toradas enchen o plato. O galego come a pescada fritida mais ben rebozada con fariña e ovo, ou cocida con allada, -que é o máis propio de nós- ou con unha vinagreta. Tamen vai rechea ao forno, e nalguns lugares saben facer o recheo a doito con picadiño de vieira e xamón, que leve algo de touciño, e ameixas e berberechos, cebola, perexil e pan migado. Os gourmets prefiren o corte da pescada pola agalla, onde parez que a carne sexa máis delicada""


Dice y escribe Manuel María Puga y Parga, nuestro "Picadillo" (abogado, gastrónomo, juez de paz, alcalde, ......) en "LA COCINA PRÁCTICA".
MERLUZA A LA MARINERA
Móndense y córtense patatas en tres o cuatro trozos cada  una. Cuézanse en agua y sal, y cuando estén cocidas agrégueseles la merluza dividida en trozos de tres centímetros de grueso. A los ocho minutos de cocción, escúrrase el agua.
En una sartén y en aceite sin rancio, fríanse cuatro cucharadas de cebolla, dos dientes de ajo y una cucharada de pimentón. Así que la cebolla esté blanda, agréguense al guiso dos cucharadas de buen vinagre y dos o tres cacillos del agua en que coció la merluza; mézclese esta salsa con el pescado y las patatas, sirviéndolo en el mismo momento en que rompa el hervor.

Después de leer todo esto, escrito, a mi entender, por los dos mejores gastrónomos gallegos de todos los tiempos, sólo resta refrescarme a mi mismo, -a veces me olvido- la diferencia que existe entre la merluza de pincho-caña, la de palangre y la de arrastre al cerco.


cortesía Tintorero.blogspot
La primera, pincho-caña, se pesca una a una con anzuelo y, nada más pescarla, se refrigera con hielo para su buena conservación, además, esta modalidad regresa a puerto todos los días, por lo tanto el pescado está solamente unas horas en el barco. 


cortesía Salvador Cánez
La segunda modalidad, la del palangre, también se captura la merluza con anzuelos pero, ahí está el pero, la línea en donde se colocan los anzuelos -varios miles de unidades- mide desde unos cuantos cientos de metros hasta veinte, treinta o más kilómetros de largo. El izado de esta línea con los anzuelos se hace una vez cada bastantes horas y eso implica que muchas merluzas pasan horas y horas muertas en el agua. 


no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven más grandes y mejor
La tercera opción, la del arrastre, todos sabemos de siempre que es la más destructiva para el fondo marino y también para las merluzas ya que, delicadas ellas, en el proceso de pesca pierden todas las escama y, es por eso, por lo que su color es completamente uniforme.
¿Nos puede engañar nuestro pescadero con las primeras opciones, pincho y palangre? claro que si, claro que nos puede engañar, pero eso pasa en todos los aspectos de la vida. De una opción a otra usada en las capturas, seguro que hay una gran diferencia en el precio del pescado. La tercera opción, la de arrastre, no la menciono ya que la diferencia de calidad es importante y la del precio !no digamos!
De todas las maneras, el tema de los precios del pescado fresco es un dilema a primera hora de la mañana, y me explico:


lonja de La Coruña, vista parcial, un poco antes de comenzar la subasta, 5:30 AM
las subastas son a la baja, o sea, el subastador fija un precio de salida y va cantando cantidades que van bajando hasta que alguien le mande parar, y ¿de qué depende el precio de salida? pues de la oferta y la demanda; hoy, por ejemplo,  hay mucho pescado de tal especie y eso hace que el precio de salida sea mucho mas bajo que el que tenía ayer esa misma especie, pero con menos capturas; también influye la demanda, ya que hay fechas concretas  en donde ciertas especies -sardinas por San Juan, marisco en las Navidades, ......- hacen subir el precio por que "todos" queremos el mismo día comer lo mismo.

Dicho todo esto, os cuento mi MERLUZA A LA GALLEGA, empezando por los precios de este delicado plato

no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven más grandes y mejor

 La merluza la compré en la pescadería Tenreiro, en Santa Cruz, Oleiros,


-compro con frecuencia en esta pescadería y no suelen fallar en calidad-

La de hoy, la merluza, ya lo veis, no es muy grande y tampoco es muy cara, ¿será de pincho-caña? ¿sera del palangre?.
 Cantaba Feliciano:
que será, que será que será
que será de mi vida que será
si se mucho o no se nada
ya mañana se verá
y será, será lo que será
...........

Una merluza ¿pescadilla? de 1,5 kilogramos no es que saque unos trozos, toradas, que llenen el plato, pero en este caso os puedo asegurar que pocas veces he comida una merluza tan exquisita, tan delicada y con tanto sabor. De todas las maneras, somos dos a la mesa y la mitad de un "bicho" como este llega de sobra, ya sabéis, doscientos cincuenta o trescientos gramos netos por ración es más que suficiente, o sea, si a esos 750 gramos le restamos parte de la cabeza y espinas nos quedan esos más de 650 gramos para dos.
Comencemos:

ponemos a cocer guisantes 

y patatas con una hojita de laurel y sal 


unos minutos antes de que estén las patatas y los guisantes, añadimos los trozos de merluza, cinco o seis minutos son suficientes para la merluza de este tamaño; si el agua no cubre por completo la merluza, es bueno dar la vuelta a los trozos.

mientras, vamos preparando la ajada; unos dientes de ajo, una cebolla bien picada y abundante aceite de oliva

cuando la cebolla empiece a transparentar es cuando añadimos el pimentón, un par de cucharillas

en este caso, un pimentón dulce ligeramente ahumado




procurando que no se queme, que el aceite no esté excesivamente caliente,

un chorrito de vinagre de vino, pero sin pasarse ¿eh?,

y dos o tres cacitos de agua de la cocción de la merluza completan el resto del "milagro"

ahora, sólo resta escurrir todo el agua, 

añadirle la ajada bien distribuida 

y darle un pequeño "hervor" a todo junto; para mi, para mi casa, es fundamental esto de añadirle la ajada a todo el conjunto en la tartera y darle un "calentón" ya que así se impregna todo con el sabor, olor y color de la ajada; me gusta mucho más así, de esta forma, que el añadir un poco de ajada a cada plato.

De lo mejorcito que he comido últimamente en pescado, lo dicho !!MENUDA MERLUZA!!

sin olvidarme del vino, un vino blanco de aquí, del sur de Galicia, un Marqués de Vizhoja, vino blanco joven de uva albariño, variedad llamada Abelleiro; vino de baja graduación,     11,5 º, ideal para los "malos bebedores" como yo. (5€ la botella).

La frase:
MENTIR Y COMER PESCADO, REQUIEREN MUCHO CUIDADO. (anónimo)

Y mi consejito: Por favor, ríndete, no tienes escapatoria, ¿no sientes tu persona rodeada por uno de mis abracitos? pues eso, un abracito.


viernes, 11 de abril de 2014

RISOTTO DE SETAS Y CHAMPIÑONES

Dicen que a finales de la Edad Media , comienzos de la Edad Moderna, siglos XIV - XVI, se eclipsó el teocentrismo medieval y surgió el Renacimiento italiano basado en la idea de que el hombre es el centro del Universo; tres hombres del renacimiento, de esos que se creían o eran el centro de todo, casi, casi coetáneos, andaban haciendo de las suyas sin conocerse entre si. 


Veamos: por un lado Cristóbal Colón empeñado en explicar eso de la redondez y descubriendo sin parar, sin dar tregua, todo lo que estaba por descubrir. Probablemente este buen hombre era genovés, aunque algunos andan a la greña de que si andaluz o si gallego o.......
Por otro lado, estaba enredando por aquellos siglos un tal Leonardo natural de un pueblo también italiano, llamado Vinci que, parece ser, era un mañoso de verdad porque dicen, destacaba en todo, ya que le daba a la pintura, era un artista, científico, escritor arquitecto, escultor, inventor, músico, ingeniero, poeta, ......

fue el inventor y dibujante de "el hombre de Vitruvio" o "el canon de las proporciones humanas" en donde se detallan las medidas correctas del cuerpo humano, por eso, para más gloria, fue un adelantado en eso del 60-90-60.
Y, en tercer lugar, como pie fundamental del taburete, andaba también por allí un jovenzuelo de la Italia renacentista, la del siglo XV;
                                                 

cuentan que se enamoró de una guapa y "proporcionada" italiana, hija de un conocido y prestigioso maestro de la época. El joven, loco por la belleza de la moza, no paró hasta conquistarla y conseguir casarse con ella. Este buen hombre era un apasionado de la cocina y, para sorprenderla el día de su boda, preparó un plato de arroz distinto y fácil de cocinar. El arroz lo coloreó con hebras de azafrán que le dieron el toque exótico de la época y, además, utilizó ingredientes desconocidos hasta entonces: mantequilla, queso parmesano, caldo de ave y el ya comentado azafrán. El truco del plato consistía en ir añadiendo poco a poco el caldo de ave, sin dejar que lo absorbiera por completo el arroz y sin dejar de remover ni un momento; el resultado final es un arroz cremoso que llamaron en ese momento "risotto", riso, o sea, arroz.
Pues venga, vamos a preparar un arroz del Renacimiento, un arroz nada teocéntrico, un arroz por y para los estómagos de los humanos con las medidas adecuadas, propias del personal "Vitruvio".
Antes de encender la lumbre, veamos cuanto nos cuesta en euros este plato tan italiano el:

no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven más grandes y mejor
las setas, los champiñones, el arroz y el queso parmigiano son de El Corte Inglés Marineda, el resto de Mercadona y Carrefour.

como veis, el arroz es específico para risotto. 


Diluimos la mantequilla con calma, sin que se queme

doramos en la mantequilla unos dientes de ajo en láminas

si no queremos abusar de la mantequilla podemos complementarla con un poco de aceite de oliva.

añadimos una cebolla picada cocinándola hasta que se haga transparente.

y, a continuación, añadimos los champiñones 

y las setas; movemos todo ello para que se impregne bien de sabores y olores

salpimentamos,

añadimos el arroz,

removemos bien y añadimos un vasito de vino blanco

y aquí está este arroz ya preparado para convertirse en RISOTTO

para ello empezamos a añadir el caldo de ave sin dejar de mover y sin que el arroz llegue a absorber del todo el líquido; es un proceso que debe durar diez, doce, ........ minutos.

sin olvidarnos de añadir un "casinada" de mantequilla

y el queso parmesano

e, amici, ecco il risultato, questo riso "risotto"

CUANDO NO HAY LOMO TOCINO COMO

Amigo, esto se acaba, pero antes déjame que te de mi consejito: Por favor, !ríndete! no tienes escapatoria, ¿no sientes tu persona rodeada por uno de mis abracitos? pues eso, un abracito