miércoles, 24 de diciembre de 2014

NAVIDAD 2014

Hace muchos años -quizás cincuenta- escuché por primera vez una palabra que hasta entonces era para mi desconocida: CREATIVO, oía por ahí pronunciarla sin yo saber muy bien lo que significaba. Hoy me doy cuenta que sin ellos, los CREATIVOS, esta sociedad, este mundo sería completamente aburrido; anodinas, diría yo, serían muchas de nuestras vidas, muchas de nuestras emociones.
A pocas hora de la Nochebuena -todo junto- me viene a la memoria un tal JOAN (JUAN) FERRÁNDIZ, pintor, dibujante, CREATIVO -y muchas facetas más- de los ya lejanos años sesenta. Años en los que todavía no habían nacido aquí, en España, ni los ordenadores personales (caseros) ni los programas informáticos, en donde hoy en día todos los frikis del tema son, somos, capaces de montarnos unos belenes ad hoc para tratar de sensibilizar a toda la buena gente de la familia y/o amigos con los que convivimos a diario. 
Si como digo, retrocedo  a los años sesenta, me acuerdo que cualquier librería de barrio, quiosco en donde se cambiaban novelas de corín o de vaqueros, puesto de venta de periódicos, o cualquier chiringuito de venta de postalillas, todos tenían en un lugar bien visible el 

no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven más grandes y mejor

expositor de postales. A su lado, puntual, me encontraba yo a principios del mes de diciembre para elegir las mejores y más originales postales de felicitación  -"CHRISTMAS" se las empezaba a llamar así- para enviarlas por correo a mi "primera chica", a mis mejores amigas, al inseparable amigo, ...... ; de todos ellos, en aquellos años, sabíamos de memoria en que calle vivían, número, piso, rellano, letra, mano izq., dcha., etc. etc. Hoy todo eso ya no sirve de nada; hoy lo que priva es el email y el whatsapp.
Bueno, escribo todo esto y, quizás, a estas alturas no seamos capaces de encontrar en nuestra memoria al tal Juan Ferrándiz, pero

en cuanto vemos una cualquiera de sus CREACIONES, seguro que ya lo situamos en nuestras vidas. ¿a qué ahora si? 

¿a qué ahora ya lo tenemos "ubicado"? 
Sus postales eran el fiel reflejo de todos nuestros pensamientos y  todos nuestros buenos deseos hacia los demás.

¿querías perdonar a alguien?: FERRÁNDIZ

¿querías felicitar a tu "chica"?: FERRÁNDIZ

¿deseabas que sanara tu amiga del alma?: FERRÁNDIZ

¿querías decir a tu chica lo grande que era tu corazón?: FERRÁNDIZ


º
Yo,  cuando apareció Él, ya había hecho la 1º Comunión, si no, seguro, habría pedido que los ya olvidados "recordatorios" fueran de FERRÁNDIZ.

Hoy, amigos, casi cincuenta años después, me gustaría ser la milésima parte de lo CREATIVO que era ÉL, JOAN FERRÁNDIZ, para ser capaz de expresar la AMISTAD que refleja esta postal

y el inmenso CALORCILLO que transmite esta otra .

Eso, AMISTAD y CALOR, aunque sea a través de la CREATIVIDAD de otros, es lo que quiero enviar por medio de este post y de este blog a todos mis amigos en estas NAVIDADES.

UN ABRACITO NAVIDEÑO  







domingo, 21 de diciembre de 2014

CORDERO AL ESPETO - GUILIADE

Menos mal que ahora con esto del Internet tienes acceso a todo sin moverte de tu silla, sin andar rebuscando en tus libros esto de por aquí, o esto otro de por allá; por ejemplo, me preguntaba hoy después de comerme parte del susodicho, ¿qué significa espeto?, ¿cuál es su etimología?; Hasta ahora pensé que eso de espetar era una palabra propia del gallego: "ESPETOULLE UN COITELO NO PEITO" le clavó un cuchillo en el pecho; pero no, parece ser que no es una palabra exclusiva del idioma gallego; ojeas en el diccionario de la lengua española eso de espetar y dice:
.-Decir a alguien una cosa que causa sorpresa o fastidio "le espetó un par de verdades a la cara"
.-como segunda acepción dice: Atravesar carnes o pescados con un instrumento acabado en punta para someterlo a la acción directa del fuego.
¿Lo veis? ningún significado en castellano se parece en nada a lo que decía en gallego.
Y no solo es esa palabra, hay otras como la de cordero que dicho en portugués es "cordeiro", en francés se dice "agenau", en italiano "agnello", ¿y en gallego? en gallego cordero se dice AÑO y, sin embargo, el año de verdad, el de los doce meses se dice ANO; este ano xantei un año "este año comí un cordero"; en conclusión, menudo follón esto de los idiomas.
Dicen los viejos del lugar que en una ocasión estaban contándose sus penas dos gallegos recién emigrados a Francia y le decía uno al otro:
"oye, me parece bien que estos franceses le llamen al vino "vin" y al pan "pain", pero al queso, que se ve tan claramente que es queso, que le llamen "fromage", la verdad, no lo entiendo.
Claro que tampoco entiendo el porqué a las palabras francesas como amateur "aficionado", chef "cocinero", chófer "conductor", dossier "informe", tupé "peluca",....... y otras muchas que fueron incorporadas a nuestro idioma, se le llaman galicismos en vez de francesismos, que era lo lógico.

La primera vez que tuve contacto con un "carneiro ao espeto" fue allá por los años setenta en Moraña, un pueblo de la provincia de Pontevedra, en donde es tradición (reciente, años veinte del siglo pasado) esta forma de preparar los corderos. La fiesta es anual y se celabra en el mes de julio en la carballeira de Santa Lucía de Moraña; creo que está declarada de interés turístico nacional. Dicen que hoy en día se llegan a sentar a las mesas alrededor de 3.000 personas. Hay mesas para todos, en grupos de 20 por mesa, y se reservan con todo el "paquete" de comida, que consiste en:

.-un cordero asado al espeto de 12 ó 14 kilos
.-una empanada de harina de trigo de zorza
.-una empanada de harina de trigo de bacalao con pasas
.-cuatro bollos de pan
.-doce botellas de vino país
.-una botella de salsa para asados
.-cafés y aguardiente (orujo gallego)

Todo esto vale o cuesta 300 € que dividido entre los 20 comensales sale a 15 € por barba. No es caro ¿verdad?

y el espectáculo es gratis, fijaros, 3.000 personas dividido entre 20 comensales por "cordeiro" sale la friolera de 150 "bichos".

Hoy, día 20 de diciembre, me senté a la mesa por tercera o cuarta vez en mi vida, para comer un AÑO de esos, de los de carne, de los de 12 kilogramos en vez de meses. Un grupo de amigos (y amigas, como hay que decir ahora si quieres ser politicamente correcto) nos acercamos a un restaurante, "Parrillada CARLOS",  en las cercanías de La Coruña, en GUILIADE, a unos cinco o seis kilómetros de Betanzos, dirección presa de Cecebre.

su arquitectura es normal, la de un asador del rural; eso implica, en principio, buen comer, pero se distingue de otros similares por un "templete" situado a la derecha de 

su fachada principal, es el asador que luego veremos

también me sorprendió "gratamente" este montón de buena leña -a lo lejos parece roble- todavía sin apilar en la parte de atrás de la casa de comidas (su galicismo es restaurante). La calidad y tipo de madera influye y mucho en el sabor final de la carne asada.

Ya dentro del "templete" que tiene capacidad para seis, estaban asándose en ese momento tres corderos.

también tuve tiempo antes de sentarnos a la mesa, a fisgar un poco su parrillada y, la verdad, el aspecto era impecable.

El comedor es amplio y el tipo de mesas nos dice que hay reservas para grandes grupos. El mio lo formamos 16 personas y, la verdad, a estas alturas prefiero sentarme a comer en mesas redondas.  

como entrante pedimos cuatro raciones de pulpo. Bien condimentado y bien de sabor  aunque un poco, solo un poco duro.


y llega nuestro "turno" -quenda en gallego-

y, si fuera aficionado a los toros, podría emplear uno o dos adjetivos de su "argot" para describir al bicho que nos tocó en suerte: dícese HONDO cuando es larga la vertical de la cruz a la barbilla y TERCIADO cuando es de tamaño discreto, sin excesos. Y aquí lo tenéis, cabizbajo, o sea, boca a bajo, en plan sumiso o BAJO DE AGUJAS que se dice cuando la vertical del suelo al morrillo es corta.

Bueno, pues en un pis-pas acabó en la mesa de operaciones.  Buen color a la vista, sin quemaduras, uniforme en toda su largura, en una palabra, buen síntoma

en el "despiece" no se pierde el tiempo


y con diligencia, prepararon cuatro fuentes con las patas y otras cuatro con los costillares. De los 16 amigos (y amigas) sentados a la mesa, 3 comieron distinto al cordero. O sea, 13 para un cordero de 10 ó 11 kilogramos no fuimos suficientes para eliminarlo por completo. En serio, estaba exquisito, en su punto, crujiente en donde tenía que estar y jugoso en donde le correspondía. Decir que por el cordero, patatas y ensaladas cobran 130 €, -sale a diez por comensal-. Con el pulpo,  tres platos de pescado, vino de la casa, postres también caseros y cafés, pagamos 250 € ¿qué os parece?. 
En resumen, buen cordero, regular pulpo, atención y servicio expléndido, alegre y diligente, vajilla propia de bodas de antaño, o sea, que hace juego con los vasos de "duralex", si hombre, los de la nocilla, y es que los platos son excesivamente pequeños.
Un detalle que valora muy mucho a este asador es que al final tienen el buen gusto de ofrecerte el cordero que sobra en una fiambrera (taper, tupperware), o sea, hasta en la periferia ya somos Europa !!brabo!!
A la sobremesa, varios cafés de pota con las "gotas" de rigor, ayudan a formar una agradable tertulia que, sin "aparente" ánimo de arreglar el mundo, predisponen el que llegues a hacerte alguna que otra pregunta, por ejemplo, por qué algunos ciudadanos con la cabeza bien armada, se supone, vamos al gimnasio en coche para pedalear un rato en una bicicleta estática? ¿eh? ¿eh?

Y, por último, amigos, me parece que solamente queda daros un par o tres consejitos, a saber:
1º.- si tienes oportunidad, no te pierdas la fiesta de Moraña
2º.- por cercanía y sabor  no te pierdas el cordero de Guiliade
3º y último: por favor, ríndete, no tienes escapatoria, ¿no sientes tu persona rodeada por uno de mis abracitos? pues eso, un abracito

La frase:
LAS BUENAS PERSONAS SON COMO VELAS, SE QUEMAN POR DENTRO SOLO PARA DAR LUZ A OTROS (anónimo)