martes, 14 de agosto de 2012

CEBOLLAS (cosecha)

Hoy me gustaría ser Chiquito de la Calzada para decir: 

 !NO PUEDO! !NO PUEDO!  (con mi crecido ego)


O mejor, imitar a Rambo cuando dice: !Dios mío, esto es un infierno, no siento las piernas!, !NO PARO DE LLORAR!, pero yo, que soy malo haciendo de mi mismo, imaginaros imitando a cualquiera de estos dos. Y como dicen en México, ahorita os cuento el porqué:

en años anteriores siempre planté cebollas

utilizando plántulas, plantitas pequeñas

y los resultados nunca fueron muy allá. El año pasado, plantando más de doscientas plantas, conseguí alrededor de 20 kilogramos de cebollas y todas ellas de un tamaño mínimo, 80 gramos de promedio.

este año, en vez de plantas me decidí por los "bulbos" de cebolla por dos razones: una por probar y otra por el precio. Las plantas andan por 8 € el ciento y los bulbos cuestan alrededor de 2 céntimos de € la ud. o sea, 2 € el ciento, cuatro veces más baratos que las plantas. !no hay duda!. Estas mallas que se ven en la foto las compré en la ferretería el Pinar en Lorbé

y las de esta otra foto las compré en Agroplanta, en Eirís, La Coruña. No le había prestado atención a las etiquetas hasta ahora. Calibre de 14 a 21 centímetros y pesos de 350 gramos. Y es verdad.

Así las planté, a escasos tres o cuatro centímetros de profundidad procurando que el "rabito" por donde van a brotar quede hacia arriba

con una separación entre sí de 15 centímetros

tapándolas ligeramente; fue a mediados de marzo siguiendo el dicho popular de esta zona: planta las cebollas por San José (19 de marzo), y recógelas por Santa Ana (26 de julio)

así estaban a mediados de mayo

tenían mucho verde aéreo pero también las cebollas ya se dejaban ver con cierta "arrogancia" como queriendo decir  aquí estoy yo

a principios de julio ya era evidente el tamaño que tendrían la mayoría  !increíble!

y llega el esperado día de Santa Ana, tres meses y pico después del día de San José

carretillos necesité para el "transporte"; !!Dios mío!! Esto es un infierno,  no siento las piernas, no siento las manos. 
!!NO PUEDO, NO PUEDO!! nunca mejor dicho.
Para que sequen las dejo tres o cuatro días al Sol, al aire libre, en al tierra y, como amenazaba el mal tiempo,

las "instalé" en una mesa bajo cubierta durante otros cuatro días para seguir con el secado.

Para almacenarlas, con parte de la cosecha hice "atados" de

cinco kilogramos cada uno

y las colgué debajo de un tejadillo que está bastante aireado y tiene una temperatura también bastante estable.

Otra parte las coloqué en dos cajas y "para la despensa". Son alrededor de 25 kilogramos que es lo que calculo necesitamos para un año  

y otra pequeña parte "problemática" por el tamaño ¿qué hacer con élla?. Sabemos que la cebolla oxida con facilidad en cuanto se empieza, siendo poco útil en la cocina estos tamaños. ¿por qúe no congelarlas?

Para probar, utilizo los utensilios que tengo a mano

aunque sean casi, casi de juguete 

primera tanda de daditos. Compraré una mandolina más grande para hacer otra tanda de aros.

y a congelar en bolsas de más-menos medio kilo. Después de varios días en el congelador, al tacto, no notas que se apelmace mucho a pesar de que las cebollas no están completamente secas, deshidratadas. Es buena señal....
En total, la cosecha anduvo por los 65 kilogramos.
DIOS MIO, ESTO ES UN INFIERNO.......


Por eso, dado el éxito de la cosecha, demos continuidad al tema de hoy....

Así cantaba poéticamente el o la....

después de la gran colleita, que menos que darse una vuelta por la cuna de la cebolla y el "enresteado" o el arte

de hacer "RÉSTEAS"

de cebollas (también ajos)

así estaba de animada la

"FEIRA DA CEBOLA CHATA" de Miño

(no olvidar que pulsando en una foto se ven un poco más grandes)
con opciones en "o xantar" (comer)

y en "o lecer" ¿Qué me decís de este tío que mueve el tioVIVO con motor manual?. Pues que si tiene mucha clientela acabará siendo un tioMUERTO o, por lo menos, un tioESCARALLADO

y como siempre, en Galicia, en ninguna feria, fiesta, celebración, santo/a, exaltación, conmemoriación, día, jornada, ...........   puede faltar el "polvo (pulpo) a feira"

y la costilla de cerdo

pero lo que no me esperaba, era acabar con un postre ¿atípico?, el segundo empezando por la izquierda, un helado ¿de nata? !NO!

con sabor a !!!VIÑO DE BETANZOS!!!
Habrá que cambiar la letra de la popular:

arroz con chícharos,
patacas novas,
¿xelado? de Betanzos
e máis cebolas.

Esto es innovar.

La frase:
"Contigo pan y cebolla y con otra ni la olla" (anónimo)
o esta otra:
"Lágrimas de cebolla y caricias de jumento, mucho tiento"
(también anónimo)
y una más:
"Habiendo amor, habrá una olla con agua, sal y cebolla"
(lo mismo, de autor anónimo)

Un abracito









1 comentario:

  1. Miguelín, ¿comprobaste que el medidor de visitas funciona bien?. Vas a tener que contratar una secretaria para que nos atienda a tus "fans", pero cuando lo hagas pídenos opinión para que le demos el V.Bº.
    Cada día me sorprendes mas. ¿Como es posible que trabajando tanto en el huerto te desarrollen tanto los abdominales altos.? El próximo día me lo cuentas en la confiteria de Mera.
    Biquiños.

    ResponderEliminar