miércoles, 14 de noviembre de 2012

BETANZOS GÓTICO - IGLESIA DE SAN FRANCISCO

Le dicen  Betanzos "DE LOS CABALLEROS" y con razón, ya que hubo una época en donde gran parte de la nobleza de Galicia o sus representantes, se asentaron en esta ciudad, incluso fue capital del Reino de Galicia desde el año 1065 al 1071 reinando Don García, rey de Galicia y Portugal. 

no olvidar que pulsando en la foto se ve más grande
Ya lo veis, Betanzos está situado al fondo de la ría del mismo nombre, una de las Rías Altas más bonita de la costa norte de Galicia. A lo largo de la Edad Media y Moderna, su puerto fluvial tuvo gran importancia y protagonismo comercial y de ahí su historia y la de las construcciones existentes en el núcleo histórico :  Edificios  civiles, casas con las tradicionales balconadas, pazos (casas palaciegas) como el de Lanzós (siglo XVIII), el de Bendaña (gótico del siglo XV), monasterios, puertas de las murallas de los siglos XIV y XV, iglesias, ..... etc. De toda la historia plasmada en todos esos edificios, hoy llama mi atención la iglesia de San Francisco, gótica del siglo XIV y, además, en su interior está el sepulcro de un noble gallego "con peso específico": Fernán Pérez de Andrade que fue el promotor e impulsor de este templo. También, en todo su perímetro interior, hay un sinfín de sepulturas, creo que catorce, en donde descansa buena parte de la nobleza gallega de épocas posteriores a Fernán Pérez. 
Quiero aclarar que el fin de esta entrada o post no es el de enseñar ni a través del texto ni de las fotos, ya que sería un iluso el pretenderlo, dado mis conocimientos y mi formación. Esto es para mi como un vehículo que sirve para leer, aprender, y conocer el entorno, mi entorno, en donde yo vivo y donde yo me muevo. Está claro que dentro de un tiempo parte, o casi todo de lo que aquí escribo, mejor dicho, transcribo, lo habré olvidado pero, !algo quedará!

Bueno, pues manos a la obra. Primeros días de noviembre, atardecer clásico por estas latitudes: nubes, chaparrón, claros, nubes, ...., esta foto es desde la carretera de Sada a Betanzos,


y esta otra vista aérea, de Google, nos muestra Betanzos, su configuración primitiva, la ciudad abrazada por los ríos Mandeo y Mendo y, en lo alto, la iglesia de San Francisco.

El ábside, majestuoso, lo que yo, hasta hace poco, consideraba la parte de "atrás" de las iglesias, domina, junto a la vecina, casi colindante iglesia de Santa María de Azogue, la plaza de Fernán Pérez de Andrade.


La portada de San Francisco, discreta,  se abre a una calle no muy ancha restándole protagonismo. La torre del campanario está adosada a la iglesia y data de , creo, el siglo XIX.

origen de la foto: Anuario brigantino
Tras la quema de la iglesia en julio del año 1936, hubo un proyecto redactado en el año 1941 para su reconstrucción que contemplaba el derribar este no muy bonito campanario. Esta foto comprende la nave en la zona del coro que es la que tiene cubierta de madera.
en este plano de planta señalé los elementos constructivos importantes para mi, los que llaman más mi atención.

En el ábside predominan, destacan los grandes ventanales, cuatro que atraviesan de arriba a abajo sus muros, y uno central que comparte espacio con el rosetón. Fijándome bien veo que el planito anterior, tiene solamente tres ventanas....., no se de quién será el error. (el plano está en el exterior de la iglesia). También los contrafuertes son bien visibles por su tamaño y volumen;

en los arcos apuntados de las ventanas, las arquivoltas están decoradas con figuras geométricas;  los aleros están sustentados por canecillos con figuras humanas, de animales, ....; los contrafuertes están coronados por escudos y diversas figuras

predominando la del jabalí (xabarín en gallego), ya que junto con el oso, sostienen el sarcófago de  su tumba, la de Fernán Pérez de Andrade "o bo" (el bueno)


Tanto el oso como el jabalí, fueron símbolo de su linaje;


la puerta lateral está flanqueada por dos figuras

soportadas en ménsulas

y que representan la Anunciación;


los capiteles están tallados con motivos vegetales

y en la parte superior de la puerta, esta amplia ventana con arco apuntado y jambas ligeramente abocinadas;

la puerta principal de la iglesia, es relativamente sobria;

de arco apuntado, las arquivoltas están decoradas

con motivos vegetales y geométricos 

y las jambas están formadas por fustes coronados por capiteles en los que aparecen rostros, orantes, el Cordero pascual y otras escenas; las bases de los fustes también están adornadas con grabados y rostros diversos;


el dintel del tímpano está soportado por dos bustos de ángeles.

El tímpano representa la Adoración de los Reyes, (izquierda), y a San Francisco recibiendo los estigmas, (derecha).

Visto el exterior y antes de entrar y ver el interior de la iglesia, leo un poco para hacerme a la idea, de la o las diferencias más importantes entre los dos estilos de construcción: Románico y Gótico.


En este dibujito señalé lo siguiente:
.-En la bóveda románica o bóveda de cañón, el peso y los esfuerzos se ejercen a lo largo de todo el muro, flechitas rojas; esto impedía el vaciado de los muros, y por ello, las ventanas eran sumamente estrechas.
.-En la bóveda gótica o nervada, el peso y los esfuerzos, gracias a los nervios, punteados en verde,  se concentran en los contrafuertes separados de los muros, los arbotantes; gracias a esto, los muros dejan de cumplir la función de soporte y eso permite vaciarlos y sustituirlos por grandes ventanales.

fuente: Arantxa Revuelta
La catedral de León, a cuatrocientos kilómetros de mi casa, es el exponente más claro que puedo ver: 1800 m2 de vidrieras imposibles de concebir sin emplear esta técnica, la de las bóvedas nervadas.

Volviendo a la realidad más próxima, la iglesia de San Francisco, en esta foto del ábside, se aprecian los nervios de la bóveda que

le dan forma heptagonal y, como vimos en una de las fotos del exterior, está reforzada con contrafuertes;

un poco más abajo del rosetón central del ábside, está representado el tetramorfos formado por los cuatro evangelistas, Juan, Marcos, Lucas y Mateo.

El motivo de que el nervio que está a la izquierda del tetramorfos tenga distinto aspecto y color, se debe a una no muy afortunada "reparación", creo que en los años cuarenta del siglo pasado.

Como curiosidad (que no soy capaz de ver con la máquina de fotos que tengo), un ángel tocando la gaita en la escena del Juicio Final, !! Jesús !!, ya en el siglo XIV los gallegos estábamos en todas partes.

es curioso también, la discontinuidad geométrica de este arco fajón,

 (uno a cada lado del transepto)  que se apoyan en voladizo, ya que están sobre un arco de paso como se ve en esta foto, ¿sería una solución adoptada sobre la marcha ante una modificiación imprevista del proyecto inicial?




En este planito sitúo a los dos arcos fajón, en el transepto, que como se ve, están situados encima de los arcos de paso hacia las capillas absidiales.

Arco y bóveda nervada de las capillas absidiales.

Una curiosidad: En los laterales de la portada, estos símbolos grabados en los sillares, que creo, representan e identifican los diversos gremios que colaboraron con Pérez Andrade en la construcciòn del templo;


una rareza: este enterramiento; le dicen "El oriental" por su ropaje, por su aspecto y, sobre todo,

por la trenza de su barba. La situación del sepulcro la marqué en el planito anterior con color amarillo y la época del enterramiento es del siglo XV


y, por último, el gran protagonista, no religioso, el enterramiento del noble Fernán Pérez de Andrade, "el bueno", sostenido, como decía al principio del post, por un oso y un jabalí, señalada su situación en el plano con el color azul, está en la zona del coro.
Solamente resta decir que me propongo, y no a muy largo plazo,  el dedicarle tiempo al aprendizaje y estudio de la historia larga y compleja que está escondida en los 14 ó 16 enterramientos que hay en el interior  de esta iglesia. Seguro que es una parte importante, muy importante de la historia de Galicia.

La visita a San Francisco deja tras de si, mucha satisfacción y un buen sabor de boca, !!está claro!!, esto hay que celebrarlo:

Sin pérdida de tiempo, y a pesar de que hay que dar un rodeo al regresar de Betanzos, "A Taverna de Mon", en el Burgo, es el lugar más apropiado, y el único que conozco en donde hay un vino acorde y  dadas las circunstancias;

unos pinchos

que, aunque humildes, abren el apetito y te obligan


a algo más consistente,


y todo esto para que este vino de Godello, no muy barato, llamado Crego e Monaguillo (cura y monaguillo), que decía antes, es el más apropiado dadas las características de la visita y la razón del rodeo que comentaba.

La frase:
LA VIDA NO SE MIDE POR LAS VECES QUE RESPIRAS, SE MIDE POR LAS VECES QUE TE DEJAN SIN ALIENTO. (a estas alturas de la vida y según mi amiga la cultivada)

Post dedicado a mi compañero y amigo Oscar Varela, betanceiro, de los que presumen de serlo, "y con razón".
Un abracito

Hoy, día 13 de noviembre de 2016, estuve visitando la iglesia de Santa María de Azogue; desde su atrio hice esta foto




3 comentarios:

  1. expliquen mejor al principio sobre de que se trata su trabajo
    me hice un rollo inmenso!!!

    ResponderEliminar
  2. pensé que era la de Bolivia!!
    no engañen asi viejos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acaso no has leido bien el principio y el mapa, ahi pone claramente que es el betanzos autentico, el de galicia

      Eliminar