jueves, 31 de julio de 2014

PEPINOS -CONSERVAR Y CONGELAR-

Que barbaridad, dicen que tanto los indios como los egipcios conocían el pepino y sus propiedades desde hace un montón de años, cuatro mil o algo así. 

no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven más grandes y mejor

En este grabado de la época se intuye a una Cleopatra sosteniendo un manojo de pepinos que, por lo que se ve, ya eran verdes hace la friolera de dos mil y pocos años, y es que vivió unos cuantos años a.d.C. Dicen de esta señora que era sabia, -dominaba varios idiomas, entre ellos el hebreo, el griego, el sirio, el egipcio....-, y dicen también, que sobresalía en matemáticas, astronomía, medicina, ......

A ella se le atribuyen esos pegajosos baños de leche y miel y yo, la verdad, no la veo en esa situación,

a Cleopatra la veo más de mascarilla casera como esta que está hecha de pepino, y es que me la imagino más mandando a Ptolomeos XII, su hermano y también marido, a buscar unas hortalizas a su huerto para ponerse guapa y así enrollarse con Julio César, que mandándole a ordeñar un par de vacas y/o ovejas para darse el consabido baño de los jueves.
Esta hortaliza es para mi un mar de contradicciones porque, desde no soportarla antaño como ingrediente (no protagonista) en una ensalada casera, hasta hoy en día que soy capaz de comerme yo solito un pepino, eso si, bien aliñado sobre todo con ajo va todo un mundo. 
Ya el año pasado le dedicaba un post  a la "CREMA FRÍA DE PEPINO" porque cada día que pasa descubro más y más propiedades y más sabor. Este año hice un par de pruebas y añadidos y he descubierto que, si a todos los ingredientes de la crema fría le añado un poco de zumo de limón, cambia por completo el sabor y se aproxima al de un sorbete de limón pero sin champán. Además, de lo que se trata es de buscar la fórmula idónea de conservar nuestra cosecha de pepinos y os puedo asegurar que esta es, si nos gusta de verdad el sabor de pepino, la más adecuada que he encontrado hasta ahora.
Pero antes de empezar con la "receta" os cuento como planto los pepinos y que cantidad:

a mediados del mes de mayo es cuando monto la estructura para sujetar la malla de entutorado. La que está en primer término de la foto es la que dedico al pepino; tres pies de un poco menos de dos metros de alto y dos barras de tubo de fontanería de seis metros de largo, una arriba y otra abajo a unos 25 centímetros del suelo y, entre ellas, aunque no se aprecia bien, la malla

en esos seis metros planto 12 plantas de pepino separadas entre si alrededor de 50 centímetros; uso plástico anti hierbas de 1 metro de ancho.
cada año cambio de ubicación por el tema ese de la rotación y, la verdad, es un cultivo que le gusta estar orientado al Sur,

con esa exposición al Sol, por lo menos en mi caso, es cuando la producción se dispara a bastantes docenas de kilos. Este año no he elegido bien el sitio, -es un poco sombrío y mal orientado- y estoy notando un bajón en tamaño y en unidades.

cuando las plantas están a plena producción es bueno cosechar todos los días ya que, en un pis pas se hacen demasiado grandes;

antes de comenzar es bueno lavarlos porque aunque los pele, siempre alguno tiene tierra adherida a la piel

para empezar, la "herramienta" básica necesaria es un cuchillo y un pelador

habitualmente hago todo esto en una mesa de exterior a la que le pongo un plástico de un solo uso que da cierta seguridad en eso de la higiene, sobre todo cuando conservamos alimentos.

la cantidad que hago en una sola vez es de cuatro kilogramos aproximados, doce o catorce pepinos con un peso de 300 gramos cada uno de promedio;

los troceo y los trituro en un "robot" de esos de cocina

sin pararse mucho;

a medida que trituro los pepinos los vierto en una tartera o un recipiente en donde quepa esa cantidad a la que hacía mención antes -unos cuatro kilos de pepino en mi caso-

ahora es cuando sí me esmero con el brazo, cuanto más lo triture menos tiempo le dedicaré en el pasa purés;

esto del pasa purés es indispensable porque es la forma de retener todas las semillas del pepino, sobre todo si ya son un poco grandecitos

¿y ahora? pues lo que veis: vinagre, aceite, queso graso -tipo philadelphia- yogur griego, orégano, pimienta blanca y sal

¿qué cantidad de cada ingrediente para estos 4 kilogramos?: tres o cuatro yogures (500 gramos),  lo mismo de queso graso, 50 ó 60 centilitros de aceite -medio vasito- 20 centilitros de vinagre de Jerez, una cucharadita de las de café de orégano, sal y un pelín de pimienta blanca;

empleamos el brazo otra vez para mezclar todos los ingredientes y rectificamos, si es necesario, el sabor a nuestro gusto, bien añadiendo un poco más de vinagre, de pimienta, bien de orégano, que yo creo son los ingredientes que determinan el sabor final del ¿sorbete?

y, por último, un par o tres limones exprimidos son los encargados de convertir la crema fría en sorbete de pepino "AL LIMÓN". 

Ahora solo resta llenar los recipientes y a congelar. Estos tienen una capacidad de medio litro y los compro en Makro; no son muy caros, -menos de 10 centímos de € cada uno-; Esta crema de pepino congela estupendamente y he comprobado que al descongelar no altera en nada sus propiedades, no solo en sabor, sino también la textura.

Lo he tomado caliente con lascas de jamón crujiente (un par de minutos en el microondas en papel absorbente) y está buenísimo pero, amigos, servido bien frío es INIGUALABLE, tanto, que si viviera Cleopatra, seguro que no desperdiciaba ese par de pepinos que se ponía en la cara, !!palabra!! de egipcio.
 Y esto es todo, pero sin olvidarme de mi consejito: por favor, ríndete, no tienes escapatoria, ¿no sientes tu persona rodeada por uno de mis abracitos? pues eso, un abracito.

La reflexión:
UNA BUENA IRONÍA ES VALORAR A QUIEN NOS TRATA COMO UNA MIERDA, Y TRATAR COMO UNA MIERDA A QUIEN NOS VALORA
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario