miércoles, 27 de mayo de 2015

ENTRECOT A LA MOSTAZA

Veréis, últimamente andaba muy ufana en eso de hacerse unos retoques. Se estaba poniendo de moda lo de potenciar ciertas partes más favorables y disimular las menos. De hecho, había acudido a un PLASTIC SURGEON para consultarle si era posible corregir esa abundancia que le había concedido la naturaleza, y que tanto la martirizaba. Y es que todo el mundo le repetía un día si y otro también eso de que "te voy a comer el nosequé" o "te voy a comer con nosecuanto". Por favor, cómo voy a dejarme comer con nosecuánto así, sin especificar? Que después vienen las sorpresas y los momentos desagradables difíciles de olvidar.


Con respecto a la abundancia de cartucheras, pasamos por épocas de gloria las que vivíamos en Almería y alrededores.

hasta los sheriff nos hacían el paseillo de honor; eran años en los que triunfaba el exceso y  los albores de lo que se avecinaba.......


y, si no, fijaros en "esto": "esta", que antes era "este", se sumó a la extraña moda que se extendió, no hace mucho tiempo, por el sur de Florida, donde algunas mujeres, sin duda descontentas con su apariencia, les ha dado por inyectar silicona en sus glúteos, o sea, en sus cachas. Parece ser que es un procedimiento relativamente caro, entre 10 y 15.000 dólares si es realizado por cirujanos plásticos. Sin embargo, el nota este de la foto, se montó un negocio ambulante y visitaba las casas de las "pacientes", mujeres de bajos recursos pero no reñidas con la belleza. Sólo que el procedimiento no era el adecuado. Ni era cirujano plástico ni usaba silicona, sino una fórmula suya y muy particular: cemento líquido, goma de pegar muy fuerte, aceite mineral y sellador de neumáticos. Con ello "operó" a siete mujeres y a si misma (ver "testimonio gráfico") y todo se descubrió cuando ellas comenzaron a aparecer en las emergencias de los hospitales quejándose de fuertes dolores en las posaderas. Por cierto, una de ellas murió. 

Me queda la duda de si la cacola de esta joya floridana (gentilicio de la que vive en florida) tiene forma de bloque de cemento o de  ladrillo de ocho.

Y ahora, no se me ocurre mejor cosa que traer a este mi blog esta foto de un campeón de la vigorexia, (algunos llaman culturismo), y diréis, ¿qué tienen que ver las cartucheras del lejano Oeste con las nalgas cementosas y el joyas este de la vigorexia, con la vaca del principio del post que acude a un PLASTIC SURGEON -veterinario plástico en inglés-?  Porque desde el principio de este post está claro que me estaba refiriendo a una vaca de esas, las pertenecientes al ganado bovino, ¿verdad? Pues os cuento, he encontrado una nueva raza de ganado idem. desconocida para mi, que se las trae, y a las pruebas me remito que, por lo que se ve, tiene los mismos problemas estéticos que cualquier "SER" que se precie

¿qué me decís !!eh!!? ¿seré un ignorante? pues si, lo seré, no conocía esta MARCA de vaca transgénica, la llamada VACA AZUL BELGA; menudas cartucheras, menudos biceps, y es que los humanos nos quejamos por vicio..... Ahora en serio: estas vacas son conocidas como las "monstruosas vacas transgénicas", aunque no es el título más apropiado ya que estas enormes vacas no han sido modificadas genéticamente, por lo que no son "animales transgénicos"; son fruto de infinidad de cruces entre vacas que desarrollaron inhibido el gen que detiene el crecimiento muscular. Estas vacas atrofiadas son conocidas como "Azul Belga" y nacen con un peso medio de 45 kilogramos y alcanzan la tonelada en su madurez.
Desde antaño se han seleccionado los mejores miembros de una determinada especie para aprovechar así su poder genético y conseguir una descendencia fértil y sana. En el caso de las vacas Azul Belga se ha intentado preservar el DEFECTO GENÉTICO que poseen algunos animales de esta especie para producir vacas con una enorme masa muscular, en concreto la inhibición del gen de la mistatina produce esta atrofiada musculatura. 
Actualmente para seguir desarrollando la especie, se utiliza la fecundación in vitro, seleccionando así los espermatozoides más activos con modernas técnicas en laboratorios. El fin último de estas vacas es generar una carne con una calidad exquisita debido a su gran musculatura, y leche nutritiva, ya que los sementales productores son cruzados con razas lecheras.
No se si estas vacas "azul belga" se subdividen de igual manera que nuestra ternera gallega que, a saber, son:

no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven más grandes y mejor.

.-La ternera de leche que es el que aun no ha cumplido el año de edad y sólo se ha alimentado de la leche materna. La carne es de color rosáceo, tierna y sabor muy delicado.
.-El añojo, la ternera o el vacuno joven, son aquellos que, sin importar si son macho o hembra, se encuentran entre los 10 y 18 meses de edad. La carne es más desarrollada que la de leche.
.-El novillo es el animal que oscila entre los 14 y 18 meses, y de los 3 hasta los 5 años. La carne de estos vacunos tiene un color más rojo y es sápida y sabrosa. Es menos tierna que la ternera y el añojo.
.-El vacuno mayor engloba a los animales como el buey, la vaca y el toro, sin importar sexo; sus edades oscilan entre los 3 y los 5 años y sus características tienden a variar dependiendo del animal. Brindan una carne de color rojo intenso que varía entre el rojo ladrillo y el rojo oscuro, y es dura en su especie. Esta carne ofrece un sabor y un valor nutritivo muy superior.

Y ahora, veamos el corte de la carne de vacuno de donde obtenemos el ENTRECOT, -entre costillas-

Es uno de los cortes más nobles de la carne de res, y ya veis, recomiendan asar a alta temperatura y también que tenga un largo período de maduración -de 3 a 4 semanas-, y además, si procede de un animal ya hecho, de unos cuantos años, tendrá entreverada una grasa de color blanco amarillento, encargada de proporcionar sabor y más sabor. No se el porqué algunos médicos se escandalizan cuando ven comer este tipo de carne roja y con grasa, que la verdad, si se hace con moderación, como todo en esa vida, pocos sabores hay que la igualen.

Dicho todo esto, vayamos con el

ENTRECOT A LA MOSTAZA 
Para esta ocasión he comprado una pieza de vacuno de origen alemán envasada al vacío, -su peso es de 2,7 kilogramos-, en un super no muy grande pero que tanto la charcutería como la carnicería no paran en todo el día; me refiero, en este caso, al super de Familia en  Perillo-Oleiros 

es carne, para mi, de añojo o novillo. Es una pena que las etiquetas no ofrezcan esta información. El aspecto es estupendo, de un rojo intenso y con esa grasa entreverada que promete unos.......

como nos vamos a sentar a la mesa solamente tres personas, con la mitad de la pieza -1,350 kilogramos- es más que suficiente


dudo si utilizar malla o cordón, me decanto por este último por que de este modo es más fácil aplicarle los aliños

Sello la pieza de carne en una sartén utilizando un nada de grasa de vaca


a continuación lo coloco en una fuente de barro 

y utilizo la mostaza tradicional, aunque algún día tengo que probar las variedades estilo francés de esta misma marca

la extiendo utilizando una brocha de cocina y aplicando una capa no muy generosa por todos sus lados. ¿veis cómo en este caso es mejor el cordón que la malla?

también le añado un poco de sal y romero,


y al horno a 180 ºC, calor arriba y abajo. Controlo la temperatura en el "corazón de la pieza" que osciló entre los 60 y 70 ºC.
 Para una carne no muy hecha, 45 minutos por kilogramo es más que suficiente.

y aquí está, amigos.... el mundo, el demonio, LA CARNE.......

Como compañero de viaje preparo un puré de patatas, que ya sabéis: patata bien cocida, sal, una nuez de mantequilla, huevo, un nada de leche y menos de pimienta blanca es suficiente para hacerlo -al compañero- inseparable de esa carne que antes era roja volviéndose después "sonrosadita", como si se hubiera ruborizado por ser, estar y sentirse tan buena y, ahora, entendía con toda claridad, sin ningún género de dudas, las frases del principio de este post, y que decían aquello de "te voy a comer con nosequé" o "te voy a comer el nosecuanto", por favor..........

para hacer las bolitas de  puré de patata utilizo una cuchara de helados que, como se ve, las prepara "divinamente"

" .......cesó la música, sentóse Sancho a la cabecera de la mesa, porque no había más que aquel asiento, y no otro servicio en toda ella. Púsose a su lado en pie un personaje, que después mostró ser médico, con una varilla de ballena en la mano. Levantaron una riquísima y blanca toalla con que estaban cubiertas las frutas y mucha diversidad de platos de diversos manjares; uno que parecía estudiante echó la bendición, y un paje puso un babador randado a Sancho; otro que hacía el oficio de maestresala, llegó un plato de ENTRECOT delante; pero, apenas hubo comido un bocado, cuanto el de la varilla tocando con ella en el plato, se le quitaron de delante con grandísima celeridad; pero el maestresala le llegó otro de otro manjar................. oyendo esto Sancho, se arrimó sobre el espaldar de la silla y miró de hito en hito al tal médico, y con voz grave ....... le dijo el ya manido consejito:

Por favor, ríndete, no tienes escapatoria, ¿no sientes tu persona rodeada por uno de mis abracitos? pues eso, un abracito



3 comentarios:

  1. Que bonita nuestra vaca gallega...... no hay que quitarle na, jajaja, es incomparable.Haré esa receta.
    Miguel, como me haces reir,eres un artista.
    Hoy mereces un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manolita, espero que alguna vez me digas todo eso a "la cara".
      Un abracito.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar