lunes, 15 de julio de 2013

EL INVERNADERO

No es que me venga de antiguo ni que haya tradición familiar, pero el tema de la huerta, lo de tratar de ser un buen hortelano, es algo por lo que llevo peleando unos cuantos años. Ya veis, amigos y compañeros jubilados -¿jubilosos?-, a estas alturas de nuestras ya acumuladas décadas,  a veces empleamos algunas horas a la semana perfeccionando nuestro estilo en los saques, el revés, los drive, mejorando el handicap personal o dándole al sacho, y

nada, que al final es cuestión de elegir entre los diversos mangos que nos ofrece la vida: que si el de una raqueta, el de un putter, el de un sacho, ...... y, si os digo la verdad, es que no hay, no hubo duda, mi estilismo, o, como diría un nacional de cierto país, mi indiosincrasia, hace que me incline por el "palo fino".
Aquí, en mi tierra, alrededores de La Coruña, el tiempo en estos últimos años, es un tema muy recurrido, y es que vienen unos mayos y unos junios que se las traen 

El calendario agrícola ZZ nos decía para el mes de mayo:
"Veñen as flores entre días húmidos e raioliñas de sol; pero naqueles días claros, a friase das noites farase sentir ainda forte. Se o vento vira, vindo do mar, o tempo quedará algo máis quente, pero moi anubado, máis mollado e con poucas horas de sol. É tempo de facer todo tipo de sementeiras e plantacións, pero no medio de tanto labor habemos de facer un alto para festexar o Santo Isidro".
"Vienen las flores entre días húmedos y tenues rayos de sol; en los días claros, el frío de la noche se hace sentir con fuerza. Si el viento gira viniendo del mar, el tiempo será algo más caliente, pero muy nublado, más mojado, más lluvia, y con pocas horas de sol. Es tiempo de sembrar y plantar haciendo un alto para festejar a San Isidro".

Oye, que casi lo clava, este calendario acierta sin margen de error todo el santoral, todas las ferias, fiestas y mercados, equivocándose "solamente" en los días de lluvia que este año, de treinta y algo días que tiene el mes de mayo, cayó agua -en forma de lluvia, eso si- durante cuarenta días, como el sayo, !casi nada!.

Yo, indeciso de mi, llevaba un montón de meses pensado en si plástico si, plástico no, y, por fin, después de un año, me decidí este fin de semana a cubrir el invernadero. Os cuento la historia:
Tiempo ha, me enteré que un vecino mío, profesional del tema este del agro, vendía -por jubilación y yo los compro por lo mismo- arcos de invernadero del tipo túnel, el de ocho metros de diámetro, el "pofesional".  Es finales de diciembre, época de regalos, y me encargo el mío -el regalo-: ocho arcos, que dan un largo de catorce metros, ciento doce metros cuadrados, que es una burrada para un invernadero familiar pero "ya puestos"......



y aquí está el "vivero" de arcos. El trato es que cada arco lo vende por cincuenta euros, pero el desmontaje y el transporte corre por mi cuenta. En esos 50 € unidad están incluidos todos los accesorios -crucetas, marcos de puertas, grapas, abrazaderas, abarcones, etc-.

Comienzo, con calma, a retirar los alambres, traviesas y abrazaderas. Más de un tornillo estaba oxidado teniendo que utilizar una radial pequeña. Un par de días -con cielo despejado, como se ve en la foto- llevó la operación del desmontaje.

Para el transporte recurro a los buenos amigos -los de siempre- que me ayudan a ponerlos a pie de un camión con grúa

y llevarlos a mi huerto. Operación rápida y limpia -todo un éxito-

El montaje es relativamente fácil. Los arcos van sujetos, encajados en estos tubos a modo de estoques, que se clavan en la tierra.


Esta es la secuencia: un cordón para alinear, poner en línea, los tubos -estoques- que se hincan en la tierra, separados entre si dos metros, que es el largo de los tubos de 1 pulgada que a modo de separadores se montan entre los "estoques". Parece poca sujeción para tamaña estructura pero después veremos que la verdadera sujeción la hace el plástico. En mi caso, son ocho "estoques" en cada lado del invernadero, dos por arco, como es lógico.
los "medio arco" apenas pesan

son de 50 mm de diámetro -dos pulgadas- pero de pared (skedulo) muy fina  y se manejan perfectamente entre dos personas

solo resta encajar los dos arcos

en el punto central de la semicircunferencia

a cuatro metros de altura (imprescindible andamio y escalera de tijera de cuatro metros)

y aquí están los ocho arcos montados,


hasta aquí es una operación fácil de realizar;


Es el momento de empezar con los tubos perpendiculares a los arcos;


en esta foto se aprecian los tres que discurren a lo largo de los ocho arcos, dándoles rigidez; la sujeción es por medio de abarcones de M-8;  


Acabado el montaje de la estructura 

le doy una mano de pintura; los tubos están galvanizados pero con la pintura quedan más "guapos"; lo hago con pistola ya que quedan mejor y se hace en menos tiempo que con brocha o paletina

Con la ayuda de Lito, mi amigo hermano, colocamos los alambres. Usamos uno galvanizado de 1 mm de diámetro; no es muy "gordito" pero se trata de no gastar mucho. 

Para sujetar los alambres a los tubos empleamos alambrillo dulce teniendo mucho cuidado en que no queden las puntas hacia arriba

en la parte superior los separamos entre si sobre 25 centímetros, aumentando la distancia de separación a medida que vamos bajando hacia el suelo.

Como complemento monto una mesa de trabajo de 2 metros de largo por 1 de ancho 

y a su lado, cuatro baldas metálicas a modo de estanterías. Son de treinta centímetros de ancho y caben perfectamente los vasos de plástico para semilleros

en esta foto se ve perfectamente el conjunto mesa-estanterías. Esta situado a la entrada del invernadero. También se aprecian los marcos de las puertas del invernadero y la zanja para alojar el plástico.

También monto en la parte superior de los arcos, una bandeja longitudinal -y a lo largo de todo el invernadero- por donde discurre el tubo del agua y el cable eléctrico para las tomas de corriente. Queda en proyecto colgar de ella, y en su momento, un par o tres pantallas fluorescentes estancas para tener luz en los oscuros días de invierno. 

Pendiendo de ella, monto una "percha horizontal" de dos metros de largo

de donde cuelgo toda la herramienta de "mango fino"; es un sistema práctico y cómodo.


Y se aproxima el día, es necesario ultimar los preparativos, entre ellos

comprar el plástico;

lo hago en el polígono de Bergondo, Plásticos Marineda

En un paquetito de nada, cabe en la maleta de un coche, doscientos y pico metros cuadrados, solamente 40 kilogramos de peso y 195 €;


también es necesario preparar las zanjas a ambos lados del invernadero para sujetar el plástico. Esta es la verdadera sujeción de todo el "quiosco"

también me recomendaron el montar un andamio en la cabeza del invernadero para ayudar a deslizar el plástico;


y, por último, el tiempo, que tiene que ser sin viento -son más de doscientos metros cuadrados de vela- y con sol -30 ºC -  para que el plástico esté calentito, y por lo tanto dilatado.

lo montamos entre cuatro personas 

uno a cada lado del invernadero para ir arrastrando el plástico

otro en el andamio y el último atendiendo al plástico para que no rozara ni se "enganchara" en ningún lado


una o dos personas más no hubieran estorbado

pero bueno, todo fue sin complicaciones y rápido -una hora más o menos-

y llegó el momento de rellenar las zanjas teniendo cuidado de que el plástico estuviera bien estirado, sin arrugas.

Ahora solo resta colocar las grapas en los dos arcos de los extremos y decidirme por el tipo de cierre en las puertas de la cabeza. Todavía no se si forrarlas con el mismo plástico o poner una red tupida para que no entren pájaros y sí las abejas -leí por algún lado que ciertos invernaderos tienen sus propias colmenas-. No lo se, tengo tiempo para decidirme, antes del otoño. Ya os contaré.

Y hoy, amigos, es día de fiesta, que menos que dos o tres frases antes del consejito:

UN POCO DE ALGO Y MUCHO TOMATE NO HABRÁ QUIEN TE MATE

CON HUERTA Y VERDURA ALEJAS LA SEPULTURA

QUIEN COMPARTE LA COMIDA NO PASA SOLO LA VIDA

Ahora si, el consejito, la recomendación: 
Por favor, ríndete, no tienes escapatoria, ¿no sientes que tu cuerpo está rodeado por uno de mis abracitos? Pues eso, un abracito



















5 comentarios:

  1. Pero bueno... ¡Menuda obra! Enhorabuena ha quedado de maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sobrina, la verdad es que dentro se "respira mucha paz".
      Un abracito.

      Eliminar
  2. Miguel,q barbaro,ahora q te dedicas al cultivo,joo,eso no es mucho trabajar? Un abrazo. Hermi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ciertas circunstancias, mis aficiones deben de estar cerca de casa, y esta, que me gusta de verdad y viene de hace unos cuantos años, la cumple.
      Gracias por seguir el blog y estar ahí.
      Un abracito

      Eliminar
  3. Hoy lunes día 22 de julio del 2013. Me dejo llevar por la intuición y no se si saldrá la cosa bien, pues nunca respondí a tus mensajes por miedo a meter la pata. "Si sale con barbas.....". Eres un fenómeno y me tienes alucinado. El viernes pasado comimos tu prima Pila y yo con tus hermanos Chelís y Loly. Sopongo que ya te habrá trasladado el mensaje que le dí para ti, pues hablamos mucho, de toda la familia y particularmente de ti. ¡Que envidia me das! Un abrazo tan fuete como tus "abracitos" Pedro.

    ResponderEliminar