domingo, 4 de enero de 2015

METANO EN MARTE

Es increíble que a pesar de que dos de los científicos que participan en esta investigación son españoles, no sean capaces de descifrar este sencillo enigma, 

haz clik en la foto para agrandarla

el de la existencia de metano en la atmósfera de nuestro vecino Marte. No se dan cuenta estos estudiosos, -por lo que se ve nada aplicados tanto los guiris como los españoles- que lo de las fluctuaciones en la cantidad de metano es una pista como una casa de grande para saber de donde viene el gas ese, el metano, tan identificado con los rumiantes en general y con los humanos en particular, por que aquí, en nuestra Tierra, de todos es sabido que las principales fuentes generadoras del susodicho gas son:
.- la descomposición de la materia orgánica cuando no hay oxígeno.
.- el proceso digestivo de los rumiantes (ganado bovino)
.- la combustión de biomasa generada por incendios en los bosques tropicales.
.- la actividad microbiana en aguas "servidas", o sea, en las cloacas. 
.- las flatulencias -vulgo pedos- de los mamíferos, incluidos los humanos, con una composición a base de nitrógeno, hidrógeno, dióxido de carbono, metano y oxígeno

La concentración de metano en la atmósfera ha sufrido en el último siglo un incremento importante y sostenido cifrado en aproximadamente un 1% por año, gran parte del cual tiene su origen en actividades humanas. En 1978 su concentración era de 1520 ppb, y en 1990 de 1710 ppb, lo que muestra un aumento de un 16% en este lapso de tiempo. 
El valor calorífico del "biogás" se acerca a los 6 Kwh por metro cúbico. Es decir, que un metro cúbico de biogás es equivalente a aproximadamente medio litro de combustible diesel.

Pero veamos ahora un estudio realizado por

John Seymour en su famoso y leído libro "GUÍA PRÁCTICA ILUSTRADA PARA LA VIDA EN EL CAMPO"

Como se puede leer en el capítulo dedicado a la energía natural, hace hincapié en la necesidad de aprovechar las "cacolas", tanto de animales como de los humanos


y nos da una serie de razonamientos y, como no podía ser menos, unas tablas comparativas del poder calorífico de las diversas "cacas", tanto de aves, como de vacas, cerdos y personas humanas;
ya lo veis, la caca del hombre produce diariamente 27 litros de gas metano -a más a más los litros olorosos producidos gracias a sus flatulencias- que son más que suficientes para calentar una tetera llena de agua (se ve que el estudioso de John Seymour es inglés), y es que 151 kcalorías son muchas calorías, y amigos, como es sabido por todos, una caloría presupone la energía calorífica necesaria para elevar un grado celsius (no de los otros, los fahrenheit) la temperatura de un gramo de agua, o sea, mil calorías, o sea, un montón de julios.
Hombre, leyendo con calma el tema de las teteras que calentamos tanto los unos como los otros, a mi me da un poco de vergüenza compararme con un pollo de mierda que, seguro, ni siquiera es de corral, y ya lo veis, el solito es capaz de calentar media tetera de agua con sus 13,5 litros de su también oloroso gas. 
Llegado a este punto no me puedo resistir a hacer una comparativa basada en los pesos y la relación con sus cacas, o sea, que si dividimos los decímetros cúbicos de gas entre el peso en kilogramos nos dan las siguientes cantidades:

.-hombre humano:  80 kilogramos - 27 dm3          27/80=0,337
.-pollo de corral casero:4 kilogramos-13,5 dm3    13,5/4=3,37
.-vaca:   350 kilogramos - 216 dm3                   216/350=0,617
.-cerdo: 120 kilogramos - 243 dm3                   243/120=2,035

ya lo veis, es sorprendente lo del pollo con sus más de tres decímetros cúbicos de gas mal oliente por cada kilogramo de peso; le sigue el cerdo, como no podía ser menos, con más de dos decímetros cúbicos por kilogramo de peso, luego la vaca con menos de un decímetro cúbico y, por último, que pena, el hombre humano con sólo 0,337  litros. Amigos, hasta en eso de la caca, la humanidad damos pena y es que ni en "eso" somos capaces de estar a la altura de las "grandes ocasiones".

Volviendo a la noticia que nos ocupa, "Metano en la atmósfera de Marte", si vemos la letra pequeña que la acompaña, 


hay dos párrafos que llaman la atención así, a primera vista:
El primero dice: "DESDE TELESCOPIOS TERRESTRES",
pero vamos a ver, ¿os imagináis un telescopio con narices en vez de lentes y/o lupas?
no olvidar que haciendo clik en una de las fotos se ven más grandes y mejor
pues si, amigos, haberlos ailos, como las meigas de aquí, de Galicia; aquí lo tenéis, tremendo telescopio de olores que es capaz de escudriñar el espacio sideral en busca de gases "no inodoros", gases de "esos", de los que huelen también a "eso", como si no fueran suficientes los que disfrutamos aquí, en la Tierra.
De todos es sabido que hay satélites artificiales con cámaras fotográficas que tienen sensibilidad suficiente como para hacer fotos en donde se ve el titular del periódico que estás leyendo sentado en una terraza de cualquier cafetería, pero casi nadie sabíamos de la existencia de esos telescopios que bien los podríamos llamar pedoscopios.
El otro párrafo, el segundo, que me sorprende al leerlo, dice: "EL GAS ES PRODUCIDO PERIÓDICAMENTE  POR UNA FUENTE CERCANA PERO DESCONOCIDA"
desconocida porque queréis, y os está bien, señores investigadores, porque si usarais paralelamente a ese pedoscopio que detecta olores, un telescopio, otro gallo cantaría y

cortesía de la red
veríais también la causa que los origina, y es que a estos marcianos, gracias a la globalización, les ha llegado de todo, y entre ese "todo" no podía faltar la fabada litoral. Parece ser que son, los marcianos, verdaderos adictos a este plato y lo están incluyendo en cada una de las siete comidas que hacen a lo largo del día (contar con que el día marciano dura 24 horas y casi cuarenta minutos)

Dicen los entendidos que los marcianos, con su poderoso dedo mágico y luminoso, son capaces de abrir cualquier lata, al mismo tiempo calentar lo de dentro a la temperatura adecuada, y con la lata ya vacía fabricar al momento un servicio completo compuesto por cuchara, tenedor, cuchillo y plato sopero. También es asombroso el que, gracias a la gravedad manifiestamente distinta a la nuestra, la fabada se mantiene ahí, toda compacta, (ver foto) facilitando su uso y disfrute.

Por eso, amigos, y en aras de una buena convivencia con nuestros vecinos los marcianos ahora que se proyectan viajes espaciales con más frecuencia, propondría que cuando mandemos a Marte algún vehículo a explorar su superficie y demás, por favor, no lo enviemos vacío así como este, que hace muy mal efecto y da la impresión de que vamos de tacaños por esta vida,  

sería estupendo mandarlo con algún que otro presente acompañando a la fabada Litoral, por ejemplo:  propondría que en uno de esos vehículos a modo de carrito de la compra, les colocáramos un par de botellas de un buen vino de la Rivera Sacra, un buen Mencía, un Rectoral de Amandi que "marida" perfectamente con la fabada de nuestros primos los asturianos, acompañadas de un par de vasos y un sacacorchos por si en esto de descorchar no les funciona el dedo mágico. Seguro que acudirían a recibirlo un montón de marcianos y nos estarían agradecidos para siempre.

Y nada más, amigos, esto no da más de si porque ya se aproxima la media noche y yo soy como Dinio el cubano: "la noche me confunde" y a mis edades ya no estoy para trotes........  por eso, querido seguidor de este mi blog, no me canso de aconsejarte: "por favor, ríndete, no tienes escapatoria, ¿no sientes tu persona rodeada por uno de mis abracitos?, pues eso, un abracito.

NO HAY OPINIONES ESTÚPIDAS, SINO ESTÚPIDOS QUE OPINAN (anónimo)


P.D.: No se porque extrañas razones se ha cambiado el tipo y el color de la letra de este post. De momento no soy capaz de volverlo a sus características de origen. Lo siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario