lunes, 29 de abril de 2013

CACALINERA

La historia del automóvil tiene un largo recorrido,

fijaros, ya por las edades antiguas nos las ingeniábamos para desplazarnos sentados.

no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven un poco más grandes y mejor
La verdad es que lo más cómodo no era solo el viajar sentado, no, influían otros factores como se puede uno imaginar, 

foto cortesía de la Red
y a las pruebas me remito. Claro que en épocas de "escaseces" y penurias  hubo que agudizar el ingenio para sustituir los combustibles; eran épocas en donde se puso en práctica la susodicha "que inventen otros" y así nos fue; ni salíamos en las listas o estadísticas de automóviles con gasógeno allá por los años cuarenta; pocos debía de haber en la España de la posguerra

para no aparecer en este ranking, y eso que los libros de la historia patria hablan de que hasta los ministros de la época usaban coches así, con este artilugio, ya que el petróleo era un bien escaso, inexistente.

Esto de los gasógenos era un sistema ingenioso y sencillo basado en una tecnología bien simple: quemar parcialmente madera o carbón o cualquier material rico en carbono que genere gases combustibles; de ahí viene el nombre de gasógeno; por lo general estos gases tenían un alto contenido en monóxido de carbono susceptible de ser usado como gas combustible en motores adaptados para ello.

Dicen los libros que aquí, en España, se usaron hasta los años cincuenta. Yo, aunque nací en el año 49 (faltaban cuatro días para el año cincuenta), no me acuerdo de ver ninguno. Si me acuerdo de un tío mio, el tío Valentín, hermano de mi madre, que tenía un camión, un furgón, que se ponía en marcha a base de darle vueltas (bastantes)  a una manivela que se colocaba en el frente del motor, previo calentamiento del mismo quemando papeles debajo de el.

Por aquella época, o más tarde, ya que yo sí me acuerdo, apareció el invento de Arturo Estévez Varela; D. Arturo patentó nada más y nada menos que el motor de agua... hizo muchas demostraciones de su impecable funcionamiento con una motocicleta de la época. Su milagrosa mezcla de agua con unas piedras también milagrosas, hacían funcionar el motor de forma apta para circular. Estas piedras resultaron ser boro. Esto sería el incipiente y rudimentario motor  de hidrógeno. Dicen que el régimen político de la época quiso apropiarse del invento para demostrar su capacidad inventiva e industrial pero lo desechó por el alto precio de las piedras de boro; bueno, y el colmo es que es, era agua de botijo que, seguro, la venderían en las ¿agualineras?


Meses, años o quizás décadas después, aparecieron los bio-combustibles: cereales, soja, girasol, yuca, maíz, papas,...... o sea, todo lo que sea, sirva y valga para comer..... y, amigos, esto de los combustibles es que no para, la humanidad llena de humanos es que no se cansa de idear ideas.... fijaros,

ahora ya estamos en la era de las electrolineras, pero amigo, al paso que vamos y el modo de precipitarse las noticias, las innovaciones, pocos telediarios le queda a este tipo de "combustible";


este grabado a modo de gráfico nos muestra el camino a seguir en los próximos años: hamburguesa, vacuno, rumiante portador de la bacteria E. Coli nos lo hace llegar a nuestra barriguita y....... !!ZAS!! salta el invento, salta la noticia, salta la diarrea, salta la solución a la crisis energética; ¿no te lo crees? lee, lee.....  


dicen estos de la prensa que con la caca diarreica que produce el bicho ese, la 'Escherichia coli', o sea la E. coli, la de hace un par de años, la del brote epidémico alemán que mal atribuían al pepino español, se puede hacer un gas-oil que te cagas, nunca mejor empleada la frase, o sea,  gas-oil de calidad. Hombre, no se si tendrán resuelto lo del olor, pero puestos a elegir, no se con cual me quedaría, si con el olor del diesel o el de la caca esa, la diarreica. Os digo que con este notición vuelven las familias numerosas, fijaros, si no, cuando diga la mamá: !!niños!! venga, a hacer caca todos juntos que el papá se nos va de viaje y necesita unos litros de gasofa.

Y seguro que también se ponen de moda las letrinaes romanas, si hombre, esas las de hacer caca en común; esta foto es de las letrinas (biplaza) de la villa romana de Cambre, ya sabéis, municipio cercano a La Coruña, son para un single y poco más, o sea, poco acopio de caca, poca gasofa; aun así daría caca suficiente como para hacer funcionar un vespino ayudado por  los pedales.

Pero estas, las de esta foto, que son de no se donde, estas son para una familia numerosa con suegra incluida y es que la familia que hace caca unida, permanece unida, y además, con lazos indestructibles. Calculando por lo bajo, una familia de a ocho miembros puede mover un microbús sin mucho esfuerzo.
Y, si la vida no te ha recompensado con un nutrido grupo de hijos, pues nada, recurre a los amigos que para eso están, para ayudar: Oye, pasaros mañana por casa que estos días tengo que hacer gas-oil. Y ya está. Años atrás, antaño ¿no había nodrizas?;

claro que, si rizamos el rizo, porqué no instalar en el coche de cada uno, un artilugio propio, adecuado para estos menesteres y así, de este modo, nos evitamos refinerías, destilerías y demás  intermediarios que encarecen el "producto final".
¿Cómo funcionaría este asunto?; os cuento: Antes de empezar el viaje en coche, nos pasamos por una tienda-frutería con productos de la huerta portadores, o sea, ya contaminados con la susodicha E. Coli, compramos, por ejemplo, un pepino, nos lo comemos en crudo, y sin pérdida de tiempo, nos sentamos al volante-inodoro, y ya, pues lo que venga, que si una diarrea blanda, que si una diarrea entreverada, que si....., es igual, nuestro asiento ergonómico ya se encargaría de seleccionar nuestras deposiciones y procedería a refinarlo debidamente para inyectarlo directamente a el motor de nuestro coche; así de simple, así de fácil.

Termina la noticia diciendo: El derivado es tan perfecto que, a diferencia de lo que ocurre con otros biocombustibles, no es necesario ni modificar el motor de los coches ni mezclarse con otros aditivos del petróleo para poder funcionar.
Después de leer esto, os aseguro que el valor de la caca va a sufrir un aumento exponencial hasta el punto que, seguro, los urinarios públicos de pago se convertirán en urinarios públicos de cobro y se  empezarán a implantar por todo el  país  instalaciones que, al igual que hay talleres multimarca,  habrá áreas de servicio multicaca al modo de cacalineras, mierdalineras, cagolineras, evacualineras, etecé, etecé. !al tiempo!
Y, amigo, después de estas ilusionantes y esperanzadas noticias, solo me queda darte un desinteresado consejo y recomendarte encarecidamente que te rindas de una vez, no tienes escapatoria, ¿no sientes que estás rodeado por uno de mis abracitos?. Pues eso, un abracito

La frase: (que hoy viene que ni pintada)
EL DÍA QUE LA MIERDA TENGA ALGÚN VALOR, LOS POBRES NACERÁN SIN CULO (anónimo)

Y esta otra:
TE CREES MIERDA Y NO LLEGAS NI A PEDO

y, por último, no me puedo resistir, tengo que difundir el saber popular, modo refrán, veamos:
AL SONAR EL PEDO, SOLO QUEDA UN ROSTRO SERIO

Si estás de acuerdo con esta noticia-solución, no titubees en compartir este artículo y darle toda la difusión posible. Si es necesario, no dudes en poner el tu coche en quinta o, incluso, en la sexta para que la noticia vuele y/o rule,   !GRACIAS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario