miércoles, 22 de febrero de 2017

MERLUZA A LA CAZUELA CON LANGOSTINOS Y ZAMBURIÑAS

Érase una vez un hombre que estaba trabajando en su trabajo (como es lógico) y, de repente, llama por teléfono a su mujer y le dice: Cariño, mi jefe me encargó que le acompañe a pescar merluza al Gran Sol con algunos clientes muy importantes. Solo vamos a estar de pesca una semanita y, verás, esta va a ser para mi una muy buena oportunidad para conseguir ese ascenso, esa DCP que llevo persiguiendo varios años. 
Prepárame suficiente ropa para esa semana que vamos a estar pescando, además de la caña de pescar y la maletita con los anzuelos y demás, y no te olvides de incluir mi pijama de seda blanco, ese de una sola pieza, que sabes que me encanta. Su Cari piensa que esto del pijama de seda le suena un poquito extraño y que era de lo más raro que necesitase un pijama tan lujoso para una excursión de pesca pero, ante la duda, hizo lo que le pidió su maridito. Una semanita después regresa su gordito, un poco cansado, pero contento.

La mujercita le da la bienvenida y le pregunta: ola gordi, ¿pescaste mucho, maridito?, UFF!! -contesta él- no dejamos una merluza en todo el Atlántico..... pero, ¿por qué no me metiste en la maleta mi pijama de seda blanco?. Y la mujer le responde: Sí que lo hice.....lo puse en la caja de los artículos de pesca.....¿es qué no los usaste?, le pregunta. Ya medio sospechando, ella empieza con el clásico interrogatorio en tercer grado y él, acorralado, le enseña fotos de sus días de pesca, y ahí es en donde se cayó con todo el equipo, !!no eran merluzas lo que había pescado!! eran MEROGENARIOS como este que se ve en el momento del izado.......
Y su gordita toda molesta le dice ¿por qué me mientes?, por qué me dices que pescaste merluzas y solamente pescaste meros mayores, MEROGENARIOS ancianos como una casa. Mañana tenemos invitados y había pensado poner una merluza de las tuyas, de las que dijiste que pescarías, ahora me obligas a comprar una....., por culpa de tus mentiras me obligas a arreglarme y salir a la pescadería..... y no tengo ganas. Así que !!castigado a comprarla tú y a prepararla también tú !! Y aquí me tenéis, de compras a estas horas....

MERLUZA A LA CAZUELA DE BARRO CON LANGOSTINOS Y ZAMBURIÑAS


Un merluza de 2,5 Kg. queda en 1,7 después de quitarle la cabeza y espinas; se lo pedí al pescadero 

Como primer paso separo las cabezas de los langostinos

y las pongo a cocer con la espina y parte de la cabeza de la merluza. También pongo a cocer  cuatro huevos en otra tartera

troceo la merluza en trozos de unos ciento cincuenta  gramos cada uno

y estos son los ingredientes principales además de la merluza: Langostinos, zamburiñas y espárragos trigueros.

pelo las colas de los langostinos

pico perejil y salo ligeramente la merluza

desmenuzo los huevos

con un poco de aceite de OVE sofrío un par de cebollas en la cazuela de barro

añado un buen chorro de vino blanco

incorporo a la cazuela de barro el fumé que he preparado

le doy un golpe de cocción en una sartén a las zamburiñas

dejo cocer un poco para evaporar el alcohol y a continuación incorporo la merluza

los langostinos y las zamburiñas

los espárragos y el picado de huevos cocidos

menuda "pinta" menudo colorido.
Retiro del fuego ya que el barro aguanta el calor y es suficiente para que se haga la merluza, los langostinos y los espárragos trigueros, ya que como se ve, no son muy gordos. 
 !!DIOS!! que buen vasallo si hubiese buen señor
o sea, !!DIOS!! que buen plato si hubiese buen fotógrafo

Y nada más amigo, solo resta darte un buen consejito: Por favor, !ríndete! no tienes escapatoria, ¿no sientes tu persona rodeada por uno de mis abracitos?, pues eso, un abracito.

Y mi pensamiento de hoy: 
ALGUNA GENTE NO ENLOQUECE NUNCA; QUÉ VIDA TAN HORRIBLE Y TAN ABURRIDA DEBEN DE TENER


Y esto fue lo que pensé ayer:
A VECES MÁS VALE CALLAR Y PASAR POR TONTO, QUE ABRIR LA BOCA Y DEMOSTRARLO

Por eso, respeta siempre las normas y obligaciones, pero por favor, transgrede alguna de cuando en vez. (es lo más guay)

No hay comentarios:

Publicar un comentario