martes, 12 de marzo de 2013

TORTILLA DE CEBOLLA

Lo escribió en Argamasilla, se lee en docenas de idiomas y cientos de países y te lo repiten miles de veces a lo largo de tu vida:

"No comas ajos ni cebollas, porque no saquen por el olor tu villanería".
¿Será tan difícil seguir esta regla aunque no formes parte del círculo de la Beckhan?.  No se, no se. La sociedad admite a los bebedores "sociales" a pesar del consejo del Hidalgo: "Sé templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secreto ni cumple palabra".

modificado de la Red
Dice el sociólogo Pierre Bourdieu que la identidad masculina (virilidad) de las clases populares, pasa mucho a través de las expresiones del comer...."durante el aperitivo, a los hombres se les servirán pinchos de banderillas picantes

 con abundante cebolla, dos veces (y más si es fiesta) y colmando los vasos, que serán grandes (...) y dejarán las cositas de picar (galletitas saladas, cacahuetes, etc) para los niños y las mujeres que beben solo un vaso pequeño......". Repito, si la sociedad admite a los bebedores idem, porqué no se crea también la figura de comedor social de ajo y cebolla? (aunque sea solo los sábados). Oye, que no me beses, que tienes halitosis, o sea, que te huele el aliento que te cagas; nada, mujer y/o hombre, disculpa, es que soy comedor social de ajo y cebolla, pero solo de finde ¿eh?

modificado de la Red
"Mirad, señor doctor: de aquí adelante no os curéis de darme a comer cosas regaladas ni manjares exquisitos, porque será sacar a mi estómago de sus quicios, el cual está acostumbrado a cabra, a vaca, a tocino, a cecina, a nabos y a cebollas; y, si acaso le dan otros manjares de palacio, los recibe con melindre, y algunas veces con asco. Lo que el maestresala puede hacer es traerme estas que llaman ollas podridas, que mientras más podridas son, mejor huelen, y en ellas puede embaular y encerrar todo lo que él quisiere, como sea de comer, que yo se lo agradeceré y se lo pagaré algún día; y no se burle nadie conmigo, porque o somos o no somos: vivamos todos y comamos en una buena paz de farfollas, una mejor tortilla de cebollas".

¿Conocería Sancho la "cebola chata de Miño?

¿Conocerán en Miño la tortilla de cebolla de Sancho?

Para esta tortilla, lo mejor, lo que ofrece menos riesgos

son las cebollas super chatas del sexagenario.
Procedamos:

cuando tengo que cortar bastante cebolla o similar, suelo usar la cortadora, es práctica, rápida, segura y corta todo de igual tamaño. Además, por lo general la cuchilla se desmonta con facilidad para la limpieza

para una tortilla de una ración, dos huevos, corté alrededor de 200 gramos de cebolla.

salpimento la cebolla

y a la sartén en aceite ya caliente.

a medio pochar y como regalo, le añado unas lascas de jamón procurando que tenga bastante tocino (que para eso es un regalo).

mientras, bato un par de huevos y le añado un poco de sal

cuando la cebolla adquiere un amarillo cirrótico y el tocino del jamón se vuelve casi transparente como los "visos" de antaño, es el momento de escurrir bien el aceite

y añadirle los huevos;

una vuelta,

y ya está.
Creo que decir "buen provecho" no es una expresión educada ni apropiada a la buena mesa, pero yo no me resisto:
!!Buen provecho, aprendiz de Sancho!!
Gracias, amable escritor.

La frase:
AJO, CEBOLLA Y LIMÓN Y DÉJATE DE INYECCIÓN (anónimo)
y esta otra:
A LÁGRIMAS DE CEBOLLA Y CARICIAS DE JUMENTO, MUCHO TIENTO (también anónimo)

Amigos, para terminar, un pequeño fragmento de la larga "Oda a la cebolla" del premio Nóbel de literatura del año 1971, estandarte del vanguardismo y "padrino de la progresía culta" de los años setenta y otros, Pablo Neruda (quién me lo iba a decir?): 
Cebolla,
luminosa redoma,
pétalo a pétalo
se formó tu hermosura
escamas de cristal de acrecentaron
y en el secreto de la tierra oscura
se redondeó tu vientre de rocío.
Bajo la tierra oscura
fue el milagro
y cuando apareció
tu torpe tallo verde,
y nacieron
tus hojas como espadas en el huerto,
la tierra acumuló su poderío
mostrando tu desnuda transparencia,
.................................etc.

Y por último, un consejo: Por favor, ríndete de una vez, no tienes escapatoria, ¿no sientes que tu persona está rodeada por uno de mis abracitos?
Pues eso, un abracito.

P.D.: Post dedicado a mi ex-compañero y ¿ex-amigo? Pérez, cuyo gentilicio es argamasillero, aunque se decante por el de andaluz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario