domingo, 13 de enero de 2013

APATRULLANDO LA VIDA

Palabras viejas, nuevas, en desuso, que vuelven otra vez, que se olvidan para siempre, .........., o que te acuerdas de éllas toda una vida. ¿Y con las personas?, pues pasa, sucede lo mismo; temporadas, épocas de tu vida que no puedes vivir si no las ves con cierta frecuencia, caen en el casi olvido a las primeras de cambio. O al revés, algunas con las que no llegaste a mantener ni una sola vez una simple y corta conversación, las saludas una y mil veces a lo largo de toda una vida.

no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven más grandes y mejor

Acordaros, sinó, aquella manía de los años sesenta en los paseos por la calle Real y los Cantones abarrotados, cuando te encontrabas con un amigo afortunado que iba acompañando a alguna chica, lo asaltabas con el clásico "me la presentas"?: yo soy tal, tu eres cual, hola y adiós y se acabó. Y a partir de ahí, un día tras otro, cuando te encuentras o te cruzas con élla, pues eso, siempre dices un educado !hastaluego! pero hombre, durante toda una vida, la verdad,  me parece excesivo. Mejor es el recuerdo de la letra de algunas canciones. Te las aprendiste en tu juventud y ya está, compañía para los restos hasta que cumplas los ochenta (que parece ser, es cuando empiezan a flaquear los recuerdos). Estos días tarareo y canto con cierta frecuencia la de :


Ya vamos llegando a Pénjamo
ya brillan allá sus cúpulas
quee Corralejo,
parece un espejo.
Mi lindo Pénjamo
sus torres cuatas,
y dos alcayatas,
prendidas al sol...
.........................
http://www.youtube.com/watch?v=w-bjcQ9Ljvk

Verdad que está guapa la canción?. Ahora me entero que es de Pedro Infante, pero claro, yo la aprendí cantada por cualquier "vocalista" de orquesta de cualquier sala de fiestas de la época y verás, tú, que no le ponían el acento adecuado y no supe hasta ahora que Pénjamo está en México. La verdad es que daba mucho juego para bailar y, si mal no recuerdo, era una clásica de baile "bien agarrado".
Al principio del post decía de las palabras, que podían ser viejas, nuevas, ........., etc. pero no comentaba nada de las palabras desconocidas para mi, o que no se las espera en casa. Hace unos 15 años, en una comida familiar en la que celebrábamos un final de carrera de una filología, me coroné de gloria porque supe
foto de la red (campuasturianu)
explicar a toda la familia lo que era una bigornia y, hoy, en una visita reciente a un centro comercial, tuve que aplicar el dicho "pregunta lo que ignoras y serás tonto durante un momento, no lo preguntes y serás un ignorante toda la vida"


no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven un poco más grandes
pero chico, es que en esto de la RESILIENCIA estaba equivocado, que yo pensaba que era  una cualidad de estos colchones, algo así como que son tremendamente silenciosos en lo del "acto", pues no, no significa eso. Según el amable y sonriente empleado, que pretendió sacarme por un momento de mi ignorancia, quiere decir que los colchones con alta resiliencia aguantan todo lo que le "eches".

El colchón que pintó Van Gohg en "La Habitación"  ¿sería ya del tipo resiliente?  No se, no se, tendré que mirar en el Wikipedia porque según leo, aplicado a los humanos, "la Resiliencia corresponde a la capacidad humana de hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y salir de ellas fortalecido e, incluso, transformado".
Hombre, y transformados estamos, yo por lo menos, un poco con el transcurso de los años, vasta comparar estos dos estilos 
 

que, al principio parece lo mismo, los dos están agachados


pero después, sí que cambia la cosa.

Por cierto, en estas zonas de la ciudad ¿sus calles tendrán alfombras? Es que si no, hacia donde soplan?

lo harán hacia la casa del okupa? Tiene su gracia esta noticia ¿non si? Dice la letra pequeña a pie de foto que un indigente más desafortunado que el okupa, quería ayudarle en lo de la okupación !y de eso nada! Avisó a la policía y cuando ésta le dijo que bajara a firmar la denuncia, qué creéis que hizo?.

Menudas noticias nos traen los periódicos estos días. Se conoce que como lo de la prima de riesgo ya no llama, el rescate tampoco y lo del derecho a decidir aburre hasta decir basta, y además, aquí, en La Coruña, las exposiciones de Vicent Van Gogh o de Fernando Botero no son muy frecuentes, pues nos entretienen con cosas como esta:


pulsa en la foto para leer la letra pequeña
Menudo trabajo si el personal tiene que ducharse cada vez que quiere hacer pis. O será que hay que aprovechar el momento de la ducha para aligerar la vejiga. Chico, es que estas noticias que afectan a la vida íntima de cada uno, había que ponerlas más claras. Dice la noticia que gastamos 36 litros de agua por ducha y 37 en evacuar los pises diarios.

Botero, que como se ve, casi llena el baño, algo tendrá que decir en esto, aunque creo, la alcaldía de Aa en Hunze, en la provincia de Drentehe, en Holanda, se refiere a la ducha y no al baño. No se, no lo veo esto de la ducha; habría que ponerlas en todos los bares y cafeterías, jobar, que pereza....., y las colas que se formarían, a no ser que nos ducháramos de "a dos" aprovechando la visita conjunta; oye, ¿me acompañas que voy a hacer pis?, anda, hombre, y así, de paso, me frotas un poco la espalda.

Y no se porque ahora, hablando de los pises, me acuerdo de mis amigos los gigantes (y cabezudos).  Veis que en los gigantes  el portador no se sabe por donde mira o ve

y, sin embargo, los portadores de  las gigantas si saben, de siempre, por donde mirar y ver

y es que viendo esta cara de confianza y con gesto tan placentero que nos muestra la giganta, está claro que los pises hay que hacerlos en donde hay que hacerlos, !ai que carallo!


Además, si los pises los hiciéramos en la ducha de nuestra casa, no tendríamos la oportunidad de ver esta función inolvidable, "DESFEITOS", escrita por una argentina, Febe Chaves, que no conocía. La historia se desarrolla en unos urinarios (tendría que decirse orinarios) públicos en donde coinciden dos señores y una señora que se "confunde" y entra en donde no debe; acaban siendo amigos y contándose la vida. Los de mi edad y de La Coruña, ¿os acordáis de Fernando Morán?, si, si señor, el de la Calle Real. Su convincente interpretación solo se describe con una palabra: EMOCIONANTE. Claro, que también anda por medio Fernando Pillado, que es garantía de expresión culta bien hecha.

Por cierto, la compañía Teatro Galileo es de aquí al lado, de Sada, y yo sin saberlo, como tantas y tantas cosas.

Bueno, voy acabando que son las tantas y es hora de comer algo y, además, tengo que encontrar un título adecuado para esta larga ristra de ¿tonterías? que acabo de escribir. Por cierto, el Fary ¿patrullaba o apatrullaba la ciudad? No se, será mejor verlo y oírlo

Y ahora, antes de terminar, déjame darte un consejo desinteresado: por favor, ríndete, ¿no ves que no tienes escapatoria?, tu persona está rodeada por uno de mis abracitos. 

Pues eso, un abracito.

P.D. (después de la data): Algún día tengo que hablar de la fortuna que tenemos aquí, en Mera, Oleiros, con las funciones sabatinas de teatro en el impecable y cómodo auditorio Gabriel García Márquez. Es un lujo el haber podido ver "Memorias das memoria dun neno labrego", "O florido Pensil", "Craneo furado", "O forno", "Troyanas", "A función do tequila", "Desfeitos",.............., todas en estos últimos meses y a un precio de no más de tres euros y, por cierto, no hay que pagar aparcamiento.



2 comentarios:

  1. Mi querido Miguel:Me levantè un poco mal y pensè voy al blog, esto es una terapia,todavia me estoy riendo, entre el penjamo el pipì y los ocupas...... me tienes loca perdia, no se ni lo que he leido, pero sigo riendo y por supuesto me encuentro rodeada de tu abracito.Un beso muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manolita. Comentarios tan bonitos y cariñosos, sí que me ponen contento y son motivo suficiente para seguir con ESTO y dejar de lado y para siempre el "Sálvame diario" (el de Lux todavía no logro dejarlo pero estoy en ello)
      Un abracito

      Eliminar