sábado, 11 de febrero de 2012

GOLDEN RETRIEVER

Mi primera impresión es que la "cosa" no tenía buena pinta, y me explico
fueron a buscarme de noche. Me envolvieron en una manta y me colocaron en un regazo no identificado


y sin apenas luz, me pasaron a otro regazo también desconocido y es que con tanto Latoja, todas huelen igual. Yo no daba crédito. !!Que soy un ente, hombre!! y que además de corazoncito, tengo papeles que hablan de mi pedigrí.


después, sin ganas ni humor, tuve que hacer una visita de cortesía a un personajillo que, parece ser, es con quien voy a crecer, vamos, que si todo sale bien, tendremos que estar juntas muchas veces.


por lo que se ve, se puso muy contenta al verme, yo, que quieres que te diga, estaba bastante desconcertada


por fin llegamos a mi nueva casa. Que improvisación. Tuvieron que darme leche en un recipiente de plástico. No se enteran que mis "maneras" son por lo menos, como las de la Lomana (Carmen)

menos mal que para dormir lo arreglaron un poco. En un cesto y me arroparon con la manta que traía de mi casa. Eso me dio mucha tranquilidad. También colocaron cerquita, un aparatito que daba calor. Eso, que menos mal

pero las desgracias nunca vienen solas; aun estaba abriendo los ojos medio dormida a la mañana siguiente y !!zas!!

la niña de ayer. Coñe, si es que todavía no coordina bien las manos. Resultado:  dos dedos en los ojos y un par de pellizcos que soporté con estoicismo.

después de un rato, la niña ya suavizó un poco y eso me tranquilizó

el abuelo (le llamo así copiando de la niña) no estaba muy seguro que darme de desayuno. Acabó preparándome un combinado. Carne de esa "tipo mortadela", que había comprado anoche en un super de barrio, mezclada con un poco de leche templadita. Ya me enteraré que es lo que le dan a la niña porque conmigo no acertaron ni una

y empezamos el día. El abuelo no para; ahora está con cambios porque parece ser que va a hacer un nuevo gallinero. Y venga, tumbonas para arriba


paseos para abajo. Murmuraba que soy desconocedora de mi nueva casa y no se atrevía a dejarme sola

acabó inventado el "can caravana" o algo así

con tanto ir y venir acabé durmiéndome al sol

por detalles, creo que el abuelo va a ser un colega mío. Hice varios pis y un pos y sin darle importancia, como si nada, lo tapó (el pos) con un papel para que yo no sintiera verguenza.  Pues eso, que entre idas y venidas, pises o poses se pasó el día. Por cierto, el abuelo comentada ya de noche, si yo no tendría cestitis (lo de ces es por el cesto), es que no paré en todo el día.

a la mañana siguiente, con manta nueva, al veterinario, que digo,  

a la clínica Canis.

aunque no me gustó mucho el ver los carteles de la cristalera. Que si desaparecido, que si busco dueño, que si me van a "desparasitar", etc.

en la sala de espera yo estaba medio caga...... !ni que me fueran a sacar del interior dos o tres vagos! lo digo por lo de los parásitos

cuando el abuelo me entró en la clínica, tuve que esconderme. Fotos con esqueletos. Coñe, impresionan a cualquiera.


menos mal que el abuelo me explicó que la veterinaria es amiga de la familia y que no es cualquiera. Parece ser que es muy buena profesional, que la carrera la hizo curso por año y que eso algo querrá decir 

pues nada, pesar, creo que cuatro quilos y medio


una pastillita para las pulgas

y un poco de líquido para los vagos

y cuando tocó dar los datos, me quedé de piedra. Yo salí de casa llamándome Golden y entré en la clínica llamándome ARGOS. Parece ser que al abuelo, de noche, lo visitó el ángel de la guarda culto, el que sabe de mitología y ale, tuvo el mensaje sublimal que decía: ponle el nombre de el perro de Ulises, el longevo, el fiel seguidor de su amo. A la abuela no le gustó mucho pero el abuelo dice que me pueden llamar de tres formas: AR los que tengan carrera de armas, GOS  los sentimentaloides y ARGOS los demás, o sea, la clase de tropa.
pero yo, y sin que pase mucho tiempo, quiero que los abuelos vean esta foto de mis mayores y que pronto yo seré igual. Dicen de mi que soy amigo de todos, confiado, fácil de adiestrar, con una mirada tan tierna que es capaz de ablandar al humano más humano, o sea, al más duro. Dicen también, que soy capaz de saltar de alegría y llegar a lamer al primer desconocido que aparezca por mi casa; hombre, yo pienso que no es para tanto y, además, el abuelo ya me avisó que la lengua quietecita. Lo que mas me halaga es lo que dice de mi la Wikipedia :
Estos perros son muy fáciles de entrenar, ya que tienen un carácter muy manso, sin por ello sacrificar picaresca y astucia. Poseen la capacidad de aprender muchas cosas en poco tiempo, generalmente destacando frente a otros cánidos. Al ser un perro de carácter suave no es necesario entrenamiento estricto. Un pronto entrenamiento de cachorro fomentará una predisposición de aprendizaje futura por parte del animal.
A que gusta oír esto de mis cualidades.
Bueno, espero poder contar cosas bonitas dentro de un tiempo. Y como dice el abuelo, UN ABRACITO.

Las  frases:
El perro promedio es una mejor persona que la persona promedio (Andy Rooney)
 Mi objetivo en la vida es ser tan buena persona como mi perro piensa que soy. (Tming)

2 comentarios:

  1. Hola: te escribo este comentario para decirte que tienes un blog genial, lleno de buenos e interesantes datos.

    Quiero, si me lo permites, compartir contigo y tus lectores más información sobre la raza de perro Golden Retriever y un video de fotos del Golden Retriever.

    Espero que te guste mi blog de mascotas y dejame un comentario si te apetece

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga. Visité tu blog y es para no abandonarlo jamás. Leyéndolo he aprendido un montón sobre la raza Golden !que falta me hacía!.
      Otra vez gracias y un abracito

      Eliminar