miércoles, 4 de julio de 2012

HOMO SAPIENS-SAPIENS Y LA CACA

Siempre estuve de acuerdo con las investigaciones y estudios dedicados a descubrir y reafirmar la importancia de la nariz, o sea, el olfato de las personas. De siempre el ser humano, en este caso más el hombre que la mujer, tuvo un cuidado exquisito por mantener limpias las vías respiratorias nasales,

y a las pruebas me remito. En cualquier semáforo siempre encontraremos un tiempo precioso para dedicarnos a esta tarea higiénica fundamental para el buen vivir. Y ¿porqué no nos hurgamos en otros lugares distintos al semáforo? Está claro que ciertas labores de "aseo personal" requieren un mínimo de intimidad al principio, durante el aseo, y un mínimo de impunidad para deshacernos del codiciado y pegajoso trofeo después.


Ya Picasso, adelantándose a los tiempos, le dio a las narices la importancia que se merecen y las medidas del diámetro que deberían tener y no tienen 


y eso que no era esquimal. Y al hilo de esto de los esquimales, ¿hay química en la unión de las narices? pues parece ser que no, que los esquimales se besan de esa guisa sólo si están fuera de casa, al libre albedrío de la fría y polar intemperie, cuando, si abres la boca, se te congela además de la sílaba, la saliva.
Un abnegado estudio capitaneado por el científico Mister Tamir, perteneciente a la prestigiosa Ben-Gurion University, llegó a la conclusión que hay 14 tipos de nariz dependiendo de la forma: Carnosa, chata, aguileña, celestial, griega, romana, de duquesa (forma recta), rampole (punta abultada), etc. etc., pero no quiso o se olvidó el hacer otro estudio dependiendo, no de la forma, si no de como se emplea la napia

esta imagen del  buen mozo que está oliendo una flor no necesita color. Así, en blanco y negro ya te inspira algo poético o similar


sin embargo, otros no pueden decir o pensar lo mismo. A estos, generosamente, le aportamos todo el color del mundo. Cuento todo esto, sobre las narices, después del impacto emocional que me produjo el leer esta noticia

(no olvidar que pulsando en una de las fotos se ven un poquito más grandes y mejor)
y además publicada por rtve y ya se sabe, "todo lo que sale por la tele va a misa".
Ya lo veis, bueno, en este caso, mejor ya lo oléis. Es tremendo con que exactitud los científicos de hoy, calculan estas historias: Los sapiens tenían un 12 %  más de capacidad olfativa que los Neanderthal,  justo, ni un poco más y ni un poco menos. Fácil, si total todo esto fue hace no más de 40.000 años, que así parece mucho, pero en siglos son nada más 400 y si lo pones en milenios, no pasas de 40, o sea, que casi, casi fue ayer. Ahora bien, si este descubrimiento lo hilvanas con este otro aparecido un par de meses atrás  en un diario argentino y que dice:


""Científicos españoles difundieron una innovadora hipótesis sobre la desaparición del hombre de Neanderthal de la faz de la Tierra, que da cuenta que pudo deberse a que fueron cazados, como los mamuts, por los humanos modernos (los sapiens) llegados a Europa hace unos 40.000 años"" (hasta coinciden las fechas).
Si estas dos noticias son verdad hagamos un ensayo a modo de hipótesis:

(foto realizada la semana pasada a la altura de Lorbe, (Olerios)
esto es una caca completa de caballo. Ponle que pesa, a ojo, un par de kilos o tres, por lo menos. Un buen caballo pesa alrededor de 400 kgs.

esto es parte de una caca de elefante. Dice Lula de Puebla, México, en su blog
que calculó el peso de esta boñiga (algunos dicen bóñiga) de paquidermo y que pesa sobre 300 gramos. Multiplícalo por unas cuantas docenas (tres o cuatro) de boñigas y !te contaré!. Pues sería su peso (de la caca) la friolera de entre 12 y 15 kilogramos. Decir que el elefante registrado como el más pesado llegó a las doce toneladas.

este dinosaurio, que dominó la tierra alrededor de 150 millones de años, se le calcula un peso de 100 toneladas, (100.000 kilogramos, 220.463 libras, que barbaridad) ¿Cuánto pesaría su caca?, pues haciendo una regla de tres simple (podía hacer una regla de tres compuesta pero, probablemente no la entendería ni yo) usando los datos conocidos del elefante, su peso y el peso de su caca, sería:

12.000 kilos de elefante es a  15 kilos de caca 
como 100.000 kilos de dinosaurio es a X kilos de su caca

no asustaros pero nos da 125 kilogramos de caca de dinosaurio por cada vez en un día de caca normal; imaginaros el día que anduviera un poco suelto. Fijaros, si la tierra estaba ocupada por estos dinosaurios y hacían sus cacas sin ton ni son, por cualquier sitio (como ahora los perros en las ciudades), estaría todo perdido de caca. Súmale que no había luz, que casi siempre estaban en eso del frío, de las glaciaciones interminables y no se veía el Sol ni la Luna porque estaba siempre nublado, o sea todo triste y en penumbra, como esos días en que abres una ventana y solo entra oscuridad, y que, si los NEANDERTHALES apenas tenían OLFATO, pues nada, que caían como moscas en las cacas a modo de trampas y cuando estaban ahí, inmovilizados y todos pegajosos, venían los despiadados SAPIENS-SAPIENS y !ZAS!, los remataban.  Esta es la triste conclusión a la que llegué después de leer las dos noticias y haber contrastado los datos.

La frase:
"OJOS QUE NO VEN, ZAPATOS LLENOS DE CACA"

Y hoy también la moraleja:

"SI TIENES PERROS TIENES OBLIGACIONES"
!RECUERDA LLEVAR BOLSA Y CORREA!

P.D. (después de la data): El 30 de agosto pasado, anticipándome a estas noticias, publicaba el post titulado "LAS VENTAJAS DE NO FUMAR". Pincha este enlace y verás las ventajas que tiene eso del buen olfato


Un abracito

2 comentarios:

  1. cabrrooonaaaazzzooooooooooooossssssssss¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar