sábado, 23 de noviembre de 2013

CARDIOSALUDABLE

!DIOS MIO!, sumando los post's, las entradas que publiqué desde el inicio de este mi blog, totalizan en total doscientas. Dos años y medio largos hace que vio la luz El Sexagenario, lo que da una media de algo más de seis entradas por mes. Hoy, día 23 de noviembre, tendría que escribir algo sobre este centenario acontecimiento, porque lo es en mi vida, y no puedo, amigos, lo tengo que posponer para el próximo, para otra ocasión, y es que en estos últimos días, me están llegando noticias frescas, noticias e informaciones de las que forman de verdad a las personas, que dejan huella, y eso tiene su enjundia cuando ocurre en el último tramo de mi vida, no vaya a ser que los tramos anteriores los haya vivido de forma equivocada. Toda la infancia y juventud escuchando y ¿oyendo? en casa eso de: Niño, lee más, niño, coge un libro y, la verdad, no debí hacer mucho caso o, por lo menos, el caso suficiente, porque a estas alturas de la vida me estoy enterando de cosas que ya me hubiera gustado estar "al tanto" desde tiempos ha. Yo no viví la época del botellón en eso, en botellón de a un litro,


lo mío, lo fashion del momento era ese mismo litro bebido a pocos, o sea, a tazas, y claro, como bebías bajo techo, no te dejabas el o los tetra brik's tirados por ahí, por los parques y plazas. Aunque no se que sería peor, lo de las plazas amaneciendo llenas de cochambre o lo de antes, bares con los suelos alfombrados con el amarillo aserrín que a media tarde, con todo el vinillo que caía de la taza al suelo a cada intento de llevártela a la boca. Menuda, esos vinos de antaño fermentaban más que la leche y tremendo olor en el anochecer de los bares de moda: el Pacovi con el paraguas por si llueve, el Siete puertas, la Bombilla, el Priorato, el Burato, el Hogar del Estudiante en un 1º piso de la Calle Real,  el bar del SEU en Juana de Vega esquina plaza de Mina, ......


Y claro, tu te informabas y te cultivabas en temas que estaban muy bien como sustituto del socorrido "estudias o trabajas" que se utilizaba para "entablar" conversación en los bailes de agarrar, o sea, en los lentos de la época. Estaréis conmigo que contarle a la moza en su oído y en voz baja el por qué  los patos no se mojan dentro del agua era mucho más cool, más in que lo de "estudias........"



En los años posteriores al mayo del 68, ya había gente "guapa" que, además de adorar y ser fiel seguidor de Balbín en sus programas de la "culta dos", dedicaba una buena parte de su tiempo de ocio, a la formación a través de lo que fuera: Cine de "arte y ensayo", revistas como esta, "Muyinteresante" aparecida, creo, en el año 80, ........ y claro, se te iba el santo al cielo con todo eso del futuro espacial, que si odisea 2000, que si viaje al más allá, y, mientras, dejabas de lado tu futuro personal. Y lo digo porque hoy cayó en mis manos una revista Muy interesante y en su interior desarrolla un artículo avalado por setenta estudios científicos recientes de varias universidades extranjeras como la Sueca Sahalgrenska, la de Massachusetts y hasta la de Pavia, (las de aquí se dedican a tonterías como vacunas y similares) en donde demuestran que el "consumo" de vino aumenta la AGILIDAD MENTAL ya que mejora la función de el nosequé cognitivo y previene la demencia; es también un potente agente ANTIGRASA ya que activa el gen SIRT1 que parece ser impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las ya existentes; además, es como un EJERCICIO EMBOTELLADO, ya que el ejercicio físico se puede servir a partir de ahora en botellas de vino. Una investigación publicada en la revista F. Journal dice que el resveratrol de la uva combate con eficacia los efectos negativos de una vida sedentaria. Y a más a más, tanto el vino blanco como el tinto evitan la CAIDA DE LOS DIENTES Y MUELAS. (!Jesús!, yo debí de pasar toda mi juventud a base de leche)

Además, en aquellos años creo que no estaba bien visto soplar lo que no fuera las velas de la tarta y ya circulaban dos sistemas que no fallaban si los utilizabas correctamente. Uno era el sistema de ojito, o algo así, que servía para el tema de los embarazos, y el otro, era saber multiplicar bien por ocho para calcular la cantidad de alcohol que podías ingerir para no llegar beodo a tu casa. Digo que había que saber la tabla de multiplicar porque la OMS, o sea, la Organización Mundial de la Salud recomienda que no te bebas más de cuarenta gramos de alcohol al día y para que no te pases, te dice que multipliques los grados de la bebida que estás bebiendo por el número 8 y el resultado lo multiplicas por la cantidad bebida en litros. Verbigracia: 
Una taza de las de aquí de Galicia, de las blancas de toda la vida, tiene una capacidad de 100 ml  y el vino de bodega de antaño no creo que llegara a los 7 grados de alcohol, o sea, 7 x 8 = 56 y 56 x 0,1 litros nos dá 5,6 grados de alcohol por taza.  Si dividimos los 40 gramos entre 5,6 el resultado es un poco más de siete tacitas y, a más a más, si descuentas lo que se bebía el aserrín del suelo, llegas sin problemas a las diez tacitas sin que la OMS, o sea otra vez, la Organización Mundial de la Salud se sienta molesta.
Y ya no digamos con la cerveza del super, la de 20 ó 25 céntimos de euro la lata de 33 cl, la de 4 grados de alcohol; veamos la "fórmula":
8 x 4 = 32;  32 x 0,33 litros = 10,56 o lo que es lo mismo
40 (recomendado por la OMS) dividido entre 10,56 nos da casi cuatro "cervecitas del ala" que no está nada mal ¿eh? y encima cumplir con la susodicha organización. 




 Y yo, amigos, a mis sesentaytantos, decía al principio de este post que me estaba llegando información de la buena, de la que cambia el rumbo de la vida de cualquier persona humana, por que, si a todo lo dicho anteriormente -y sabido y conocido en tiempo y hora- le sumas que el día de tu boda, bien el juez, bien el cura, que ambos, seguro, velan por la salud del género humano, dicen en voz alta eso de en la salud y en la enfermedad y, además, le añaden que un par de veces por semana, salidas, que de lo OTRO se sabe por estudios todavía más concienzudos, que es imposible de alcanzar, otro gallo nos cantaría al género humano.  
Es que !mecachis! lo dice ROBIN DUNBAR, antropólogo "EVOLUTIVO" y encima profesor de la Universidad de Oxford, que no es un cualquiera, que aquellos hombres que realizan "ACTIVIDADES" como ir a un bar o tomar una cerveza son MÁS SANOS Y MÁS FELICES. 
Nada amigos, que cuando Marisol -mi mujer- me diga ¿ Miguel, CARI, a dónde vas a estas horas? y yo le aclare: nada, CIELO, a una SANA ACTIVIDAD, seguro que ella me contesta: MUY BIEN MI VIDA, MANTENTE SANO Y FUERTE PARA PODER CUIDARME EL DÍA DE MAÑANA.
Y claro, en el bar, en tu bar, cuando te digan ¿qué va a ser? ni se te ocurra decir UN CLARETE, por favor; eso, que ni se te ocurra, pues lo suyo será decir a partir de ahora: Ponme, por favor, UN CARDIOSALUDABLE
!País! antes patria

Y amigos, llegando al final, un último consejo, quizás mejor que los anteriores: Por favor, ríndete, no tienes escapatoria, ¿no sientes tu persona rodeada por uno de mis abracitos?, pues eso, UN ABRACITO 

6 comentarios:

  1. Salir y divertirse es bueno para la salud, yo pensaba que esto ya lo sabíamos todos, :)
    Esa cunquiña de viño ribeiro cunha tapiña de empanada, por exemplo, e unha conversa cos migos/as, senta de maravilla. O lugar é o de menos.
    Saúdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. paréceme ben todo, pero iso de chamar "ACTIVIDADE" a tomar un viño cos amigos non é excesivo?

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo,tomar unas tazas con los amigos es saludable,yo sigo con la rutina de ir a tomarlas a Os Beles de nustro querido barrio de Monelos,alli nos reunimosalgunos de los antiguos,y como no a tomar las tazas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pichi, no te olvides que tenemos pendiente una cerveza.
      gracias por tu comentario y un abracito

      Eliminar
  3. Oye y conmigo que? ahora ya se porque estoy mal, hace mucho que no os veo, quedaré con los de aquí, una vez por semana,......no está mal, cuando se lo diga a J. Luis que le toca quedar con mi madre toda una tarde;para estar yo más guapa, seguro que me ve preciosa., jajaja. Un abracito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Manolita, este inglés "antropólogo", el susodicho Robin Urban, hizo el estudio solamente para los hombres, por lo tanto vosotras tendréis que esperar a que aparezca una "estudiosa" que os haga un buen plan.
      Sigues siendo estupenda y eso sí, mola de verdad.
      Como siempre, un abracito

      Eliminar