lunes, 1 de agosto de 2011

!!UN ÉXITO!!

Cuantas veces pretendemos los hombres ayudar en los quehaceres de nuestra casa, por ejemplo, pasar la aspiradora, y aún con la promesa e incluso con el juramento de no dejar un rincón de la casa, ni debajo de las camas, ni los sitios más inverosímiles sin pasar el artilugio, te encuentras con la oposición más enconada y te dicen no, (lo que sea costumbre: cielo, cari, cariño, etc. o simplemente tu nombre) deja, vete a dar una vuelta, o a ver a tus amigos, o cualquier disculpa similar y,  ya no digamos cuando pretendes cambiar una bombilla o arreglar un enchufe, seguro que en algunos casos hasta puede aparecer cierta violencia verbal.
¡Creo que todo está solucionado! ¿Qué hice para tratar de  convencer a Marisol y me deje arrimar el hombro? Ahora lo vais a ver. La sorprendí con una cena del estilo de: ni frío ni caliente, ni líquido ni sólido, ni poco hecho ni…. o sea, desconcertante. HELA AQUÍ:

CREMA FRIA DE PEPINO Y YOGUR

lavamos y pelamos 600 gramos de pepinos (2 pepinos para 4 personas)

los trituramos en el robot

lo vaciamos en un bol suficientemente grande

esto es mucha cantidad pero ya os diré el porqué


con un brazo lo trituramos un poco más

a continuación lo pasamos por un pasapuré

y  así conseguimos retener todas las semillas

aquí está preparado el pepino


a continuación le añadimos yogur y queso cremoso en una cantidad que dependerá del gusto que queremos que predomine
(1 yogur y dos cucharadas de queso es suficiente para 2 pepinos)

chorrito de aceite

pimienta blanca al gusto pero con cuidado

un poco de orégano

chorro de vinagre

sal y a

pasar el brazo para mezclar bién. Es el momento de probar y corregir.

para servir podemos, bien en el horno o bien en el microondas, tostar un poco de jamón hasta ponerlo crujiente (pongo papel de cocina en el microondas para que absorba la grasa)

y a la mesa

con unas tiritas de crujiente
esta es la razón de tanto pepino

congelar un poco para saborear y ver el resultado dentro de unos días. Os contaré como resulta la prueba.

CALABACÍN AL HORNO

lavamos un calabacín no muy delgado

se corta en rodajas de un centímetro de grosor aprox.

en una sartén con un poco de aceite, doramos un poco las rodajas por los dos lados

las colocamos ordenadamente en una fuente, mejor de barro y le añadimos el poquito de aceite de freirlo


con cuidado, a cada rodaja un pelín de pimienta blanca

y un poco de orégano y sal

cortamos un par de tomates también en rodajas

y las colocamos encima de las de calabacín


con calma, le ponemos también un poquito de orégano en cada tomate


encima,  dos medias lonchas de bacón en cada rodaja
(previamente le quitamos la piel)


y una loncha de queso graso doblada por la mitad

y para teminar, espolvoreamos todo con queso para gratinar

calentamos el  horno a 200ºC con calor sólo en la parte de abajo

y para dentro, 15 ó 20 minutos

y 5 minutos más con calor arriba y abajo o bien con gril para que gratine el queso

aquí está, preparado, bien preparado

para no dejar quedar mal a nadie

mirar que color y ¿el sabor? pues sabroso de verdad

mira que salsita..........para probar

Titulo este post con !!UN ÉXITO!! y no engaño.  Ya tengo permiso para cumplir uno de mis sueños:

Gracias, mil gracias

La frase:
EL SABIO BUSCA LA SABIDURÍA, EL TONTO LA HA ENCONTRADO. (Georg Christoph Lichtenberg, escritor, profesor y científico alemán del siglo XVIII).

Un abracito
<><><><><><><><><><><><><><>

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada