domingo, 21 de agosto de 2011

LA REMOLACHA

La remolacha fresca se suele vender en manojos. Es preferible elegir aquellos (manojos) que posean las raíces del mismo tamaño. Así, todas se cocinarán de un modo uniforme. Estos párrafos están entresacados de una página dedicada a la alimentación sana y, si te fijas en las fotos posteriores, verás o encontrarás una mentirijilla. El peso de las remolachas que recogí  este año oscila entre 0,8 Kgs.  y 1,8 Kgs. lo que quiere decir que la media está en 1,3 Kgs. Ya me contarás que manojo de estas remolachas se puede llevar para casa cualquier amo o ama de casa, a no ser que vayas al mercado con un carretillo. No se porqué en las tiendas de alimentación, tanto con las remolachas frescas como con las envasadas, el tamaño de ellas es mínimo. Hoy por la tarde, como veréis en el próximo post, cocí algunas y yo no encuentro diferencias ni en el sabor ni en la cocción independientemente del tamaño. Bien es verdad que las que cocí hoy estuvieron en la olla a presión alrededor de 45 minutos. Dice también esta página, que se conservan en el frigorífico de dos a tres semanas, sin embargo, mi enciclopedia de cabecera, la que guía mis pasos de hortelano, habla de 150 días a 0 ºC  (32 ºF) y eso quiere decir que a 4 ó 5 ºC  (39,2 – 41 ºF) que es la temperatura normal de una nevera o refrigerador, bien puede conservarse 80 ó 90 días.
Vayamos con sus propiedades:

no puede presumir de hierro, calcio y fósforo pero sí de azúcar, fibra y proteínas. Es rica en yodo que es un mineral indispensable para el funcionamiento del tiroides y también para combatir el bocio, hoy ya desaparecido pero algo frecuente aquí, en Galicia, allá por los años cuarenta - cincuenta del siglo pasado por el abuso de verdura y grelos, escasos en yodo. También os digo que, ante una situación de convalecencia, debilidad o anemia por falta de hierro, hay un remedio infalible para superar la situación: tómala en zumo acompañada de medio limón, una zanahoria, media manzana y un poco de levadura seca de cerveza, !!mano de santo!! asegurado. Probar si estáis en alguna de estas situaciones y no os arrepentiréis.
Como curiosidad decir que de ella se extrae el pigmento natural que le da ese color rojo característico (rojo remolacha) y que se emplea como colorante  en la industria de la alimentación. También decir que esta sustancia hace que ciertas personas que carecen de la enzima que metaboliza este pigmento, expulsen el "pis" y lo "otro" con cierto color rojizo.
Y ahora, vamos con la plantación:

preparé una franja de 12 metros de largo por uno de ancho

paralela  a otra en su derecha en donde planté pimientos

y coloqué el plástico antihierbas (que también tuve que retirar a los pocos días)

en esa franja planté doce berenjenas y doce remolachas 

de izquierda a derecha, remolacha, pimientos y por último, judías.

bonita !! EH !! Era el día 29 de mayo

empiezan a crecer, esta foto es del día 14 de junio


así estaban el día 24 de julio (ya había retirado el plástico)

una de ellas el día 27 de julio. Ese día recogí 6  remolachas


con buenas hojas que, parece ser, saben igual que las espinacas. Habrá que porbarlas el año que viene.

el día que las recogí. 17 de agosto.


para que no pierdan las propiedades al cocerlas, se cortan las hojas dejando tres  o cuatro centímetros

aquí esta parte de la cosecha, 24 piezas en total,  (curioso, dos  por planta) que al pesarlas dieron 31 Kgs.



La frase:
NO ESTÉS AL SOL SIN SOMBRERO, NI EN AGOSTO NI EN ENERO. (anónimo)

Un abracito

P.D. (después de la data): Continuará




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada