miércoles, 2 de noviembre de 2011

COMO HICE UNA CUNA (para mi nieta)

Días y días pensado en un grito de guerra, en un slogan que sirva para dar ánimos, y nada, que no se nos ocurre nada de nada

y el material esperando para, por lo menos, descargarlo. Esto es un sinvivir


Y de repente !pero hombre! cómo no se nos ha ocurrido antes? !!si ya está todo inventado!!, y gritamos todos al unísono:
!!MÁS MADERA, ES LA CUNA!!  
!!MÁS MADERA, ES LA CUNA!!   
 (bueno, las cunas)
Ahora ya no hay disculpas, no queda más remedio que ponerse manos a la obra. Y NOS PONEMOS
Este post o entrada va a ser un poco largo. El tema se lo merece y en este caso, creo que es bueno pecar por exceso en las fotos y explicaciones, de cómo lo hice. Además, junto con el post de LA MINICUNA, son los dos que más satisfacción reportan al autor.
Como primer paso es conveniente enterarse de las normas vigentes que atañen al mobiliario para bebés y que hay que seguir para tratar de evitar cualquier susto, como altura de las baldas, separación entre barrotes, medidas estándar para no tener problemas con las de los colchones y las sábanas, etc. No está de más una visita a alguna tienda del ramo para tomar alguna medida y, si se tercia, pues no nos duelen prendas copiar alguna idea.
En el post "LA MINICUNA" publicado el día 2 de marzo de este año, (el primer trabajo que publiqué y la razón del inicio de este blog), comentaba un poco la necesidad de unas medidas reducidas en su primer "habitáculo" para que el bebé se sintiera como más protegido, más resguardado durante los primeros meses de vida. La base del colchón de la minicuna medía 80 x 32 centímetros. La cuna para bebé "mayor" medirá interiormente  120,5 x 60,5 centímetros (47,44" x 23,81"). Dicen los libros del tema que usará cuna hasta los dos años aproximadamente. También creo que estos días saldrá una normativa que prohíbe las barandillas móviles pues en los Estados Unidos ya es efectiva desde junio de este año. Lo de las barandillas fijas se soluciona poniendo dos alturas para el tablero del colchón, la más alta de forma provisional hasta que crezca un poco y se incorpore el bebé solo. Será el momento de bajar la altura del tablero del colchón.

Detallo la madera con la que haré la cuna:
.-cabezales con tablero  DM (densidad media) hidrófugo  de 20mm de espesor. Este gran espesor le da un peso importante a la cuna lo que lleva consigo una buena estabilidad ante posibles y futuros zarandeos del bebé cuando crezca un poco y se agarre a las barandillas.
.-baldas laterales con madera de pino abeto. Los barrotes verticales son de 40 x 20 milímetros. Los horizontales, el superior es de 50 x 40 y el inferior es de 40 x 35 milímetros.
.-el tablero soporte del colchón es de DM de 10 milímetros y medirá 120 x 60 centímetros (47,24" x 23,62").

A mano alzada dibujo una especie de "boceto" para hacerme una idea y a continuación, trasladar las medidas definitivas a uno de los tableros. Estas medidas las expreso en milímetros y también en pulgadas ya que es lo más habitual en las dos Américas. Con mucho orgullo y agradecimiento digo que más del 30 % de los lectores del blog son amigos  del otro lado del Atlántico.
Como veis, en vez de darle una forma uniforme, rectangular, la estrecho un poco en la parte de abajo.
La altura total es de 920 milímetros (36,2 pulgadas) que es la normal  en las cunas que tienen las cabezas un poco más altas que las barandillas laterales.

con un compás de dibujo trazo los arcos exteriores de la parte superior

estas medidas, las de los arcos y "redondeces" no son determinantes, son al "gusto", las que resulten agradables a la vista

para el arco grande, el de la parte superior, preparo un "compás" para poder jugar con un radio grande

y aquí está trazada la parte superior

y a cortar con la sierra de calar
después de los cortes, mucha lija con lijadora de banda y orbital hasta dejar el canto perfecto


en esta foto se ve el estrechamiento que le daré en la parte inferior del cabezal y la forma que tendrán los pies, bueno, las patas

y después del primero, el segundo por copiado

con los dos tableros cortados y unidos temporalmente con un par de sargentos o torniquetas, lija a fondo hasta dejarlos completamente iguales

y es hora de empezar con las barandillas laterales
podía haber hecho el dibujito un poco más curioso, más formal, en un programa de dibujo, pero no hay mucho tiempo, y el que hay es oro. Las medidas de los listones son las mismas que las descritas en la relación de materiales. La forma del listón superior de la barandilla es redondeada, a modo de pasamanos; el inferior forma en "L" y es en dondo apoyará el tablero del colchón.


listón de la parte superior de la barandilla. En la parte inferior del listón (22 mm, 0,86") es en donde irán engastados los listones verticales

los cortes los hago en la mesa circular regulando la altura de la misma. Es bueno hacer alguna prueba antes de los cortes definitivos

un poco de lijadora de banda, siempre con mucho cuidado pues desbasta muy rápido




doy unos cortes con la circular a 45º para facilitar el redondeado con lijadora

ya empieza a tomar la forma definitiva pero aun falta mucha lija.


antes de continuar, muestro el tipo de anclaje que utilizaré para la sujeción de las barandillas laterales. Es el mismo de la Minicuna

y consiste en: tojino con rosca interior para métrica 6 mm  y con un diámetro exterior de 10 mm, expárrago de M-6 y tuerca excéntrica de 15 mm (0,59") de díametro. Los tojinos también los utilizaré para atornillar los listones superiores que sujetan el tablero del colchón. También las barandillas de la cuna que tiene las mismas  exteriores a los cabezales. (lo veremos después)

para la tuerca excéntrica realizo un taladro con una fresa de 16 mm de díametro y 20 mm de profundidad


utilizando el taladro de pedestal

el centro está a 35 mm (1,37") del extremo del listón


a continuación taladro con broca de 6,5 mm (0,25") desde la cabeza del listón hasta el alojamiento de la tuerca excéntrica.

LISTONES VERTICALES

 
en la circular preparo 24 listones de 40 x 20 mm (1,57" x 0,787") y 570 mm  (22,44") de largo 

son los necesarios para las dos barandillas laterales de una cuna

con la fresadora portátil (montada en una pequeña mesa)


en esta foto se aprecia mejor

redondeo los cantos de los 24 listones

con una lijadora de banda, también anclada a un pequeño tablero, perfecciono el redondo de los cantos terminando con lijadora orbital
para dejarlos lo más perfecto posible.

monto un tope para dar el corte con el largo definitivo, en una sierra ingletadora eléctrica. Es fundamental que todos los listones tengan exactamente igual el largo

aquí están ya preparados. Es un trabajo repetitivo pero hay que pasarlo


con el taladro horizontal de la máquina múltiple, hago los alojamientos para las espigas de 10 mm (0,39") de diámetro. Le doy 22 mm (0,86") de profundidad ya que las espigas tienen 40 mm (1,57") de largo 

los listones ya taladrados

y con las espigas ya encoladas

es el momento de "repartir" el largo total de los listones inferior y superior de las barandillas laterales y hacer los taladros para alojar las espigas de los listones verticales (doce en cada lado). Siempre el taladro  un poco más profundo que el largo de las espigas para acoger la cola blanca sobrante.


y a montar los listones. Esta operación es un poco engorrosa para una persona sola. Es mejor buscar ayuda. Imprescindible un mazo de madera o teflón y tacos de madera para hacer de mártires.

ya están terminadas las dos barandillas laterales. Es hora de situarlas en los cabeceros para marcar y colocar los tojinos de los anclajes

y a continuación, marcar justo en donde coincidirá el tablero del colchón para así colocar el listón donde apoyará

un poco de cola blanca

y  tres tornillos

al principio de este post comentaba algo de "las cunas" y efectivamente, fabriqué dos cunas al mismo tiempo, una para su casa y otra para la mía, la de los abuelos. Son iguales casi, casi, y me explico, los trozos del tablero de 20 mm que me sobra de la primera cuna da para la otra si pongo la barandilla sujeta a los cantos de los cabezales ya que solo tiene 600 mm (23,6") de ancho.  Ahora veréis:
los tableros de los cabezales tienen la misma altura de los de la primera pero, como decía, tienen 600 mm de ancho


varía también la forma de la parte superior ya que me parece que queda mejor, al ser más estrecho, dar forma de arco a todo el ancho del tablero

igual que los de la primera, lija y más lija hasta la "perfección"


apenas se aprecia en esta foto los tojinos engastados en los cantos de los cabezales para atornillar las barandillas


detalle de la barandilla atornillada al cabezal. Los tornillos son inox de M-6 x 35 mm. cabeza para destornillador de estrella

en esta foto se aprecia bien la forma de los cabezales y las barandillas que como se ve, tiene un listón más, trece en total ya que las barandillas son cuatro  centímetros más largas  que los de la primera cuna y se pasaban de los 6 centímetros (2,36") de separación máxima entre listones. También se aprecia el acabado de los extremos de los listones inferior y superior de las barandillas

las medidas de los tableros del colchón son exactas las dos,
120 x 60 centímetros (47,24" x 23,62")

al tablero del colchón, que es DM de 10 mm, para darle rigidez y para que no "combe",  le añado por la parte de abajo y en todo su largo, un listón 30 x 20 mm pegado con un poco de cola blanca.


llega el momento de dar el lijado definitivo, el acabado más fino que sea posible, sin prisas. Mejor al aire libre por lo del polvillo.


aprovechando que tenemos aire comprimido, un buen soplado para eliminar todo el serrín y el polvo


y a lacar, eso si, al aire libre. Aquí, en este rincón, pongo una lona para proteger un seto de mirto


el lacado a pistola tiene que ser sin prisas. Si tenemos dudas podemos dar un repaso al post "LA AVENTURA DE LACAR, PINTAR O BARNIZAR" publicado el 11 de marzo de este año

ya sabéis, con el tornillo de delante regulamos la amplitud del abanico. Si aflojamos, más abanico

y con el posterior, el tamaño o la cantidad del chorro. Si apretamos, menos chorro

por lo tanto, para grandes superficies como esta, abrir abanico y chorro grande. Para los listones de la barandilla sería a la inversa, menos abanico y menos chorro. Una mano de fondo (tapa poros) y tres o cuatro manos de laca, con lija muy suave y a MANO, mejor lana de acero de 00 ó 000 (dos o tres ceros) entre mano y mano de laca

y aquí, protegido de las inclemencias, a esperar que endurezca la laca para dar la vuelta a las piezas y lacar por el otro lado. Es bueno no fiarse del tacto pues aunque parezca que está seca, es mejor esperar unas horas.

y a empezar a montarlas, las dos

la altura a la que están los listones superiores es, aproximadamente, un tercio del total de la altura de la barandilla.
la solución que busqué para la altura intermedia fue la de engastar dos tojinos a cada cabezal para tornillo de M-6 y atornillar a estos el listón superior. Para que no dañe el lacado le pegué cinta  al listón por la parte que está en contacto con los cabezales. (no tengo fotos de los tojinos ni de la cinta). Cuando el bebé crezca, retiramos los dos listones y bajamos el tablero del colchón a los listones inferiores. Los tojinos apenas se notan. 

ya veis como queda el tablero del colchón, apenas sin holguras para que no pueda meter una mano o un dedo. Tampoco creí necesario atornillar el tablero a los listones, pero puede ser una opción.

esta es la cuna con las barandillas atornilladas a los cantos de los cabezales

y esta otra en donde las barandillas están atornilladas en la parte interior de los cabezales.


también varía el dibujo de la parte superior de los cabezales.

Sólo resta pedir que su uso sea sano, alegre, que no tenga nunca fiebre, ni malestar de ningún tipo, que se quede dormida cansada de tanto reír, que los barrotes no le parezcan los de una "cadea", ...... , Los abuelos estamos muy contentos con el resultado.

El refrán (castellano):
A DONDE EL CORAZÓN SE INCLINA EL PIE CAMINA

Hoy más que nunca, un abracito











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada